Cientos de menores viven en la precariedad, hacinados, sin acceso a agua de calidad y, como se ha constatado en las últimas semanas, amenazados por la violencia sexual. En el 2018 el gobierno encargó a FONCODES el mejoramiento de 25 de estas residencias en Cajamarca, Amazonas y Loreto. Cinco años después, esta entidad no realizó ni una de ellas y terminó devolviendo el dinero.

“¿Sabías que el Ministerio de Educación (Minedu) impulsa en el ámbito rural la secundaria con residencias estudiantiles que atienden a más de 18,000 estudiantes en diversas regiones del país?”, dice un video del Minedu sobre este programa hace tan solo 4 meses.

De acuerdo con esta cartera, el servicio educativo permite “el acceso a una educación de calidad y que los estudiantes culminen sus estudios de manera oportuna”. Pero la realidad es otra. Sobre todo, luego de que se denunció que más de 500 docentes abusaron sexualmente de sus alumnos en distintas zonas rurales de Amazonas. Todo ello entre 2010 y mayo del 2024, donde, además,  varios de los menores fueron contagiados con VIH.

Continúa el olvido

Son cientos los menores que viven y se educan en las residencias estudiantiles de Amazonas y Loreto. Todos ellos conviven bajo una infraestructura más que precaria. Sin un lugar donde  poner los libros, con ropa colgando del techo y sin instalaciones sanitarias. Así viven los estudiantes en esos internados.

Los 226 estudiantes del Colegio Arutam de Boca Chinganaza, en el río Santiago (Condorcanqui) solo cuentan con dos precarios servicios higiénicos.

Colegio Arutam de Boca Chinganaza

La residencia de mujeres en la comunidad Kusu Kubaim, ubicada por el río Comaina, es la más grande del Cenepa (Condorcanqui). Ahí, las 24 estudiantes que lo habitan sólo cuentan con un silo y una hondonada para bañarse. Otras 36 estudiantes requieren un espacio en la residencia, pero no lo han conseguido.

Residencia de mujeres en la comunidad Kusu Kubaim

En la residencia estudiantil de Huampami (Amazonas) se han reportado casos de adultos que ingresaron sin problema alguno a los dormitorios de las menores en plena noche. Asimismo, las estudiantes deben asearse fuera del colegio, por lo que deben cruzar, en grupos de 5, un puente que podría colapsar en cualquier momento.

Residencia estudiantil de Huampami (Amazonas)

En Iquitos, las estudiantes de la residencia de mujeres del Instituto Superior Tecnológico Fe y Alegría- El Milagro, duermen  en carpas dentro de una construcción prefabricada.

Estudiantes duermen en carpas en Instituto Superior Tecnológico Fe y Alegría- El Milagro, Iquitos

Ubicado en la carretera Iquitos- Nauta, este centro educativo incluye primaria, secundaria, CETPRO e instituto y es el único establecimiento al que pueden acudir las niñas y mujeres de esa zona.

Cronología fatal

En el 2015, la Defensoría del Pueblo alertó estas graves condiciones, pero no fue hasta cuatro años después que se publicó el Decreto de Urgencia N.º 006-2019 en  que se estableció que el Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (FONCODES) sería el ente encargado de la construcción de 25 residencias (3 en Cajamarca, 12 en Amazonas, 8 en Loreto).

Decreto de Urgencia 006-2019 | PDF | Presupuesto | Perú
Decreto de Urgencia 006-2019

A pesar de la emisión de dicho decreto, que de urgente solo tuvo el título y no la ejecución,  recién en el 2022 el Congreso emitió la Ley N.º 31472, con la que se declaró de interés nacional y de necesidad pública la implementación y equipamiento de residencias estudiantiles en zonas rurales. Sin embargo, un año después, FONCODES emitió el Oficio N.º 110-2023-MIDIS/FONCODES-DE con el que da por concluido la solicitud sin realizarse ni una sola residencia. El dinero debió regresar al presupuesto general del Estado.

“Se concluye que a la fecha los 25 convenios de las Estructuras Modulares de Residencias Estudiantiles han sido resueltos. Por lo expresado, en virtud de la reunión sostenida el 29/12/2022 solicitamos se sirva evaluar una estrategia de atención (post resolución de los convenios)”, se lee en el documento.

¿Ministros viajarán?

Romer Orrego, presidente de la Organización del Consejo Aguaruna y Huambisa y Raquel Caicat, vicepresidenta de la Organización Regional de Pueblos Indígenas, anunciaron que el próximo 28 de junio, los titulares del Ministerio de Educación y de la Mujer viajarán a Condorcaqui a pedir disculpas y entablar un diálogo con los jefes de las comunidades.

Todo ello, luego de las inaceptables declaraciones en las que ambos afirmaron que las violaciones a menores awajún eran una “práctica cultural”.

Sin embargo, parece que los planes van cambiando, pues esta mañana el presidente del Consejo de Ministros, Gustavo Adrianzén, informó que aún no se ha determinado la fecha del viaje.

“Aún no tenemos determinada la fecha en que este viaje se pueda producir, pero lo que sí estoy en condiciones de afirmar es que en la región Amazonas un equipo de avanzada, integrado por el viceministro de gobernanza, la viceministra de la mujer, la viceministra de poblaciones vulnerables, la viceministra de prestaciones (Minsa) van a concurrir junto con otros especialistas a reunirse en una mesa técnica”, sostuvo a los medios.

Compartir