Tras la cuestionada reunión con la fuerza de choque de la ultraderecha en el Ministerio de Cultura, han rodado cabezas en el sector, pero aún se mantiene al frente Leslie Urteaga. La política de puertas abiertas tuvo consecuencias.

El primer ministro Alberto Otárola ha anunciado este martes la salida del viceministro de Interculturalidad, Juan Reátegui Silva, tras conocerse la reunión con integrantes del grupo extremista La Resistencia.

“Quiero ser muy enfático en deplorar cualquier iniciativa que pretenda normalizar una situación de violencia producida por personas o por agrupaciones que agreden a la dignidad y a la seguridad de cualquier ciudadano. En esa misma perspectiva, el Gobierno ha dispuesto la salida del viceministro de Interculturalidad”, dijo Otárola a la prensa.

Este lunes, 10 de julio, el Ministerio de Cultura informó el desarrollo de una reunión, en el marco de la campaña “Perú sin racismo”, entre el viceministro de Interculturalidad, Juan Reátegui, y representantes del grupo La Resistencia, entre ellos, su líder Juan José Muñico Gonzales, alias Maelo.

“Nos reunimos con integrantes de la Asociación Civil La Resistencia en el marco de la política de puertas abiertas que impulsamos de cara a la  ciudadanía en general”, señaló el Mincul a través de su cuenta de Twitter.

María Nateros, integrante de La Resistencia que acudió a la reunión, comentó a través de su cuenta de Twitter el motivo de la cita: “Planteamos que vinimos siendo discriminados por la ONG IDL Reporteros en sus editoriales y en diversos medios de comunicación”.

Recordemos que el viernes 16 de junio, un grupo de manifestantes de La Resistencia llegó hasta al local de IDL Reporteros par a gritar los insultos y consignas de siempre - antisemitismo incluido - contra el periodista Gustavo Gorriti, pero en aquella ocasión llegaron más allá y también arrojaron excremento contra el local. Ahora, La Resistencia se presentó como víctima de discriminación y el Ministerio de Cultura le puso alfombra roja.

Tras la ola de críticas, la Directora de Ciudadanía del Mincul, Diana Álvarez, presentó su renuncia irrevocable en abierta discrepancia con el mencionado encuentro. “La reunión de ayer con La Resistencia no fue convocada por mi equipo en tanto no existe ningún caso de discriminación étnico racial que haya sido puesto de conocimiento por los canales oficiales del servicio Orienta”, indicó.

Carta de renuncia de Diana Álvarez.

“Política de puertas abiertas”

Poco antes del aviso del premier, la ministra de Cultura, Leslie Urteaga, rechazó las críticas contra el encuentro sostenido con La Resistencia, y señaló que su sector viene aplicando una política de puertas abiertas. “Aceptamos a todos y todas”, afirmó.

“Creemos firmemente en el diálogo, creemos que para cambiar actitudes tenemos que escucharnos. En ningún momento el Ministerio de Cultura avala o acompaña actos de violencia. Eso lo descartamos y siempre lo hemos rechazado, venga de donde venga”, declaró Urteaga.

Los críticos de la reunión entre funcionarios del Ministerio de Cultura y La Resistencia hacen hincapié en que este grupo de ultraderecha ha acosado y hostigado a periodistas, políticos, funcionarios y activistas de DDHH. Y, en consecuencia, abrirle la puerta de un ministerio - y nada menos que el de Cultura -  a un colectivo que no se ha caracterizado precisamente por buscar el diálogo, sino todo lo contrario, representa un peligroso respaldo desde el gobierno.

El Ministerio de Cultura también se pronunció de manera institucional y ha aseverado que la reunión con La Resistencia “no significa ningún tipo de aval ni complicidad con actos ilícitos y violentos”.

Mira también:

Habla ‘Jota Maelo’, el líder de la Resistencia
De todos los grupos que se crearon para que el fujimorismo y la extrema derechaganen la calle a punta de marchas y protestas, el más organizado y probablementeel que más violencia proyecta es La Resistencia. Y él, su líder, Juan JoséMuñico Gonzales, o simplemente Jota Maelo, se

¿Quiénes se reunieron con el saliente viceministro?

Según el registro de visitas del Mincul, fueron cinco integrantes de La Resistencia quienes acudieron al encuentro del viceministro de interculturalidad, Juan Reátegui. Ingresaron bajo la autorización de su asesor Gustavo Oré Aguilar, y la reunión duró alrededor de una hora en la “Sala Mapas” de la entidad.

El primero en la lista es Juan Muñico, alias “Maelo”, quien dirige y coordina las acciones del mencionado grupo radical. Un fiel seguidor de Alberto Fujimori, y que embiste contra todo lo que perciba o asuma como rojo, caviar, izquierda o comunista.

Le siguen Benjamín Héctor Israel Vidal Gil, María Eugenia Nateros Espinoza, Rosa Medalit Inga Serrano y Omi Keimer Arturo Mejía Pastor.

Si bien ‘La Resistencia’ está inscrita en registros públicos como una asociación civil, miembros de este grupo tienen denuncias por los presuntos delitos contra la tranquilidad pública, en la modalidad de crimen organizado, y contra la libertad personal y acoso.

Compartir