La Contraloría llama la atención sobre la falta de transparencia que implica que el Presidente Pedro Castillo no haya despachado desde Palacio de Gobierno entre el 28 de julio y el 1 de agosto.

El flamante gobierno de Pedro Castillo ya ha recibido la primera llamada de atención de la Contraloría de la República. La razón es que del 28 de julio al 1 de agosto el mandatario no registró las visitas que recibió ni su agenda oficial, lo mismo el Despacho de la Presidencia. La Contraloría advierte que esta situación afecta la transparencia de la función pública.

En el Informe de Orientación de Oficio número 008-2021 se enumera toda la normativa que se estaría vulnerando e insta a que se tomen acciones correctivas lo antes posible. Recordemos el Caso Richard Swing y todas las implicancias derivadas de la falta de transparencia en el registro de visitas durante el Gobierno de Martín Vizcarra y otros. El órgano de control, ordena a la Secretaria de Palacio a que tome acciones correctivas de inmediato e informe de ellas.

El hecho de que el presidente Pedro Castillo anunciara que no iba a gobernar desde Palacio de Gobierno porque: "tenemos que romper con los símbolos coloniales para acabar con las ataduras de la dominación”, hizo que durante los primeros dos días de sus mandato despachara en instalaciones fuera de Palacio de Gobierno, donde no fue posible transparentar ni controlar sus visitas y agenda.

El Despacho Presidencial ya ha informado que mientras no se habilite otro espacio en condiciones, el presidente volverá temporalmente a despachar desde la Casa de Pizarro. Lo haga desde un lugar con carga histórica o no, la historia que sí tiene que estar clara es a quién recibe el presidente y quién entra y sale al lugar desde donde despacha. La Contraloría ya ha lanzado la advertencia.


Descargar documento en PDF