El exasesor presidencial Vladimiro Montesinos solía manejar la justicia, administrarla y disponer de ella. Eso, en la década de los 90. Ahora en desgracia, en la Base Naval del Callao, no olvidó algunas costumbres y por lo menos en dos ocasiones, transgredió las normas penitenciarias del uso del teléfono. Lo hizo en junio del 2016 y fue condenado a 4 años y 3 meses de cárcel. Volvió a lo mismo en junio de este año para intentar interferir en el triunfo de Keiko Fujimori en los resultados a la segunda vuelta electoral.

Eso podría ser fatal para Montesinos, exasesor del SIN y mano derecha de exmandatario de Alberto Fujimori. Mira el reportaje, aquí.