El primer ministro Otárola anunció el estado de emergencia en las regiones fronterizas con Ecuador. También se han enviado 400 policías y militares a Tumbes para reforzar la zona. Desde el Congreso, se ha pedido citar a los ministros de Defensa e Interior para que expliquen la presunta venta ilegal de armas a Ecuador.

Debido a la crisis de violencia y terror que se ha desatado en Ecuador, y que ha dejado, al menos, 10 personas muertas, el gobierno peruano ha anunciado una serie de medidas para evitar que una situación similar se repita en el país.

La jornada de violencia se originó la noche del domingo luego de la fuga de la cárcel de  de uno de los criminales más peligrosos y líder del grupo Los Choneros, alias Fito. Al menos 6 cárceles de Ecuador fueron tomadas por los presos y tuvieron de rehenes a los guías penitenciarios. El descontrol y los hechos más brutales ocurrieron ayer martes cuando un grupo de delincuentes armados y encapuchados tomaron las instalaciones de TC Televisión y Gamavisión, en plena transmisión en vivo. Los trabajadores y periodistas estuvieron secuestrados por varias horas, hasta que la policía intervino y detuvo a 13 delincuentes a quienes acusarán por terrorismo.

Por la tarde, el presidente de Ecuador, Daniel Noboa, declaró la situación de conflicto armado interno en el país y dispuso la salida de las Fuerzas Armadas a las calles para retomar el orden.

Ante ello, tras reunirse de emergencia con la presidenta Dina Boluarte, el primer ministro Alberto Otárola anunció que, como primera medida para luchar contra el avance de las organizaciones criminales, se declarará en emergencia toda la frontera norte del Perú. Otárola recordó que, desde noviembre del 2023, se dictó el estado de emergencia para las regiones Tumbes y Piura y que ahora se ampliará la medida para las regiones de Amazonas, Loreto y Cajamarca. La declaratoria pretende evitar que los integrantes de organizaciones criminales ingresen al país.

El presidente del Consejo de Ministros también invocó a la calma tanto a los peruanos que viven en Ecuador como a quienes residen en las regiones fronterizas del Perú.

0:00
/

En tanto, el Ministerio de Relaciones Exteriores emitió un comunicado en el que expresó su solidaridad con las víctimas de la violencia en Ecuador y respaldó al gobierno del presidente Noboa. Además, la Cancillería publicó los teléfonos de alerta en los consulados de Cuenca, Guayaquil, Machala, Loja y Quito para cualquier emergencia.

Más policías a la frontera

El ministro del Interior, Víctor Torres Falcón, llegó temprano a Tumbes, junto con un contingente de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía Nacional del Perú (PNP).

“El control va a ser restringido y estricto. Estamos en coordinación, personalmente, con la ministra de Gobierno de Ecuador y estamos en esos enlaces, para que el movimiento de personas sea el estrictamente necesario”, dijo.

El titular del sector Interior reiteró que se dispuso el despliegue de 400 efectivos policiales para el reforzamiento de las fronteras, a los que se sumaron 100 agentes de la Dirección de Operaciones Especiales de la PNP. Ellos se quedarán en la frontera durante tiempo indeterminado.

Foto: Mininter

Además, precisó que se ha previsto el sobrevuelo de helicópteros y de drones, a manera de patrullaje en el lugar. “Acá no va a pasar nadie porque el control va a ser minucioso, estricto y fuerte”, dijo.

Consultado sobre la posible llegada de Fito al país, el ministro Torres Falcón aseguró que “lo tenemos chequeado a ese individuo que está en el país del norte. (...) Descartado que esté en el Perú”.

En tanto, el servicio de transporte internacional de pasajeros desde Tumbes a Ecuador y viceversa fue suspendido hasta nuevo aviso. Asimismo, la Policía Nacional redobló los controles en la frontera con Ecuador para registrar la identidad de las personas que cruzan desde Aguas Verdes, en Perú; y las que llegan desde Huaquillas, en Ecuador.

Armas peruanas en Ecuador

Ayer por la tarde, el periodista Daniel Montalvo, presentador de RTU Canal de Noticias de Quito, aseguró a RPP que las fuerzas del orden de Ecuador hallaron una granada tipo piña con insignias similares a las utilizadas por las Fuerzas Armadas peruanas, tras la liberación de los trabajadores del canal ecuatoriano TC que fue tomado por un grupo de delincuentes armados.

"¿Qué armas portaban? Armas recortadas correspondientes a guardias de seguridad, pistolas semiautomáticas, dos explosivos: uno tipo taco de dinamita (…) y un explosivo tipo granada de utilización militar y que tiene insignias de las FF.AA. de Perú", precisó.

Ante esta aseveración, el ministro de Defensa, Jorge Chávez,  reconoció el posible ingreso de munición de Fuerzas Armadas del Perú a Ecuador  y anunció que se realizará una auditoría a los arsenales de guerra del país.

"Esos hechos han sucedido años anteriores y en épocas pasadas. Lo que estamos haciendo en estos momentos; primero, es extremar todas las medidas de control para que esos hechos no vuelvan a ocurrir. Segundo, es como consecuencia de esos hechos se solicitó una auditoría a cada uno de los arsenales de guerra de nuestras Fuerzas Armadas, de los cuales se ha determinado que existe una presunta posibilidad de que algunos de esas municiones, explosivos o granadas hayan salido en épocas pasada de los almacenes de las Fuerzas Armadas", dijo.

En octubre del 2022, un reportaje de Punto Final reveló que las armas y municiones serían trasladadas de manera ilegal hacia Colombia, pero primero pasarían por Ecuador. Según la investigación, el Comando de Inteligencia Militar de Ecuador envió varios informes al Ejército Peruano durante este año a través de correos electrónicos. Estos documentos revelarían que han pasado miles de explosivos, armas y municiones de distintos calibres, como el punto 223, 16 o 12, por la frontera de Tumbes.

Foto: Captura de pantalla.

Al respecto, la parlamentaria de Avanza País, Patricia Chirinos, informó que presentó una solicitud al presidente del Congreso, Alejandro Soto, para que cite urgentemente a los ministros de Defensa e Interior a la Comisión Permanente.
“Es fundamental que ambos sectores den la cara y respondan al país, y se investigue a fondo para encontrar la verdad de estos hechos. Debemos salvaguardar la dignidad y el honor de nuestras Fuerzas del Orden!”, tuiteó.

De igual manera, la congresista de Alianza Para el Progreso, María Acuña, presentó una moción para encargar con calidad de comisión investigadora a la comisión de inteligencia del Congreso, iniciar una investigación secreta al inventario físico de armamentos de guerra de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

Para el expremier y dirigente de Libertad Popular Pedro Cateriano es preocupante el poder que evidencian las organizaciones criminales en Ecuador y considera que una situación similar no es ajena al Perú.

Cateriano explicó que, por ejemplo, el dinero que produce el avance de la minería ilegal en el Perú financia directamente a las organizaciones criminales. Por ello, criticó que ni desde el Parlamento ni el Ejecutivo exista una estrategia concreta contra la minería ilegal para así impedir que la presencia de organizaciones ilegales pueda desencadenar en un escenario de violencia parecido al que se vive en Ecuador.

“Ante el avance escandaloso de la minería ilegal prácticamente el Estado se ha rendido”, dijo en Réplica.

Te puede interesar:

Compartir