El sobrino del expresidente Pedro Castillo fue detenido en Puno tras coordinar con el coronel Harvey Colchado su entrega a la justicia. Fiscalía evalúa si será considerado como colaborador eficaz en la investigación por integrar una presunta organización criminal supuestamente liderada por Castillo y el exministro de Transportes, Juan Silva. Por qué sería valioso su testimonio? Aquí está la respuesta.

En su desesperación por capturarlo, el Estado había ofrecido hasta S/.80 mil de recompensa a quien diera información de su paradero. Sin embargo, tras estar dos años en clandestinidad, Fray Vásquez Castillo, sobrino del expresidente Pedro Castillo, finalmente se entregó a las autoridades ayer en Puno.

Foto: PNP.

El sobrino del expresidente tenía una orden de ubicación y captura, tanto a nivel nacional como internacional, para enfrentar un mandato de 24 meses de prisión preventiva por el caso “Puente Tarata”. Según la fiscalía, Vásquez Castillo, Zamir Villaverde, Bruno Pacheco y otros 7 exfuncionarios públicos habrían cometido irregularidades al otorgar la concesión para la construcción del puente Tarata en la región San Martín. Vásquez Castillo es acusado por los delitos de organización criminal, tráfico de influencias, entre otros.

La policía y la fiscalía se encargaron de dar la noticia de la detención de Vásquez Castillo, al mismo tiempo, a través de sus redes sociales. Ambos destacaron la labor de las dos instituciones para lograr que Vásquez Castillo se entregue a la justicia.

El sobrino de Pedro Castillo fue detenido por el Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción en el Poder (Eficcop), el domingo en la noche en Desaguadero Puno. Este lunes en la mañana fue trasladado a Lima por agentes de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac), a cargo del coronel Harvey Colchado. Al mediodía, Vásquez Castillo fue llevado a la sede de la Diviac bajo fuerte resguardo policial.

¿Colaborador eficaz?

Tan solo horas después de que el recién destituido general Jorge Angulo revelara en algunos medios de comunicación que el ministro del Interior, Víctor Torres, tenía la intención de separar al coronel Harvey Colchado de la Diviac, el actual comandante general de la PNP, Víctor Zanabria, presentó la  detención de Vásquez Castillo acompañado de Cochado y la fiscal Marita Barreto, jefa del Eficcop.

Foto: PNP

El general Zanabria detalló que fue el coronel Harvey Colchado quien coordinó con el sobrino del expresidente Castillo y su abogado, su entrega. Además, contó que ya tenían la ubicación de Fray Vásquez desde hace siete meses.

El comandante general de la PNP precisó que la fiscal Marita Barreto ha iniciado la evaluación y el procedimiento legal para evaluar si Vásquez Castillo podría convertirse en colaborador eficaz dentro de la investigación por el caso Puente Tarata.

“Ha sido todo un procedimiento legal, justamente la fiscal encargada del caso es la que tiene que tomar conocimiento de ello, iniciar la negociación de cómo va a ser esta colaboración eficaz, si los aportes que él va a dar en las investigaciones que se vienen realizando tienen validez y son verdaderos ¿no?. Porque un colaborador eficaz puede dar información que no es coherente o no es real, y conduce más bien al desvío”, dijo en RPP.

Más temprano, Iván Ramírez, abogado de Vásquez Castillo, aseguró que el sobrino del expresidente se entregó por decisión personal y le restó todo mérito a la policía y la fiscalía.

"Es una decisión personal. Frente a las decisiones personales que no tienen ningún tipo de coordinación estratégica a nivel legal, como abogado, lo que me toca es decir mi verdad. Yo en ningún momento le he recomendado a Fray Vásquez (que se entregue). Como se lo dije en un primer momento, no se entregue ante una justicia que está totalmente politizada", dijo en RPP.

Quien sí pareciera haberle recomendado que se entregue fue su tío y también investigado por el caso, el expresidente Pedro Castillo. El sábado en la noche, el exmandatario tuiteó: “Después de más de un año de sufrir un encarcelamiento abusivo, no han logrado demostrar las imputaciones en mi contra relacionadas con presuntos actos de corrupción. Nunca lideré ni fui parte de una organización criminal. El tiempo nos está dando la razón. Por ello, pido a aquellos que se encuentran en la clandestinidad a que enfrentemos sin temor las investigaciones del Ministerio Público, porque la verdad nos hará libres. Las mentiras y las injusticias tienen patas cortas, ya es tiempo de ponerse a derecho y demostrar que no hemos cometido delitos”.

​​A Fray Vásquez se le atribuye integrar una presunta red criminal liderada por su tío el expresidente Castillo y el exministro de Transportes y Comunicaciones, Juan Silva. De acuerdo a la fiscalía, él habría aprovechado su cercanía con altos funcionarios del Estado para lograr que terceros se adjudiquen la licitación de la construcción del puente del río Huallaga, en San Martín. La buena pro se entregó al consorcio Puente Tarata III.

En marzo del 2022, Epicentro Tv detalló algunos indicios que los peritos del Ministerio Público encontraron en el departamento que ocupaban Fray Vásquez y Gianmarco Castillo Gómez, los sobrinísimos del entonces presidente Castillo.

Te puede interesar:

El departamento de los sobrinísimos
Para cuando los peritos del Ministerio Público entraron al departamento del piso5 del edificio Arezzo II en la Av. Brasil, el pasado 14 de marzo, los sobrinosdel presidente Pedro Castillo ya lo habían abandonado. Ellos, según testimoniode vecinos, se habían marchado el 12 de marzo, dos días

El Acta de Reconocimiento fiscal evidenció, por ejemplo, que el conserje del edificio no solo reconoció a Fray Vásquez y a Gianmarco Castillo como ocupantes del inmueble, sino que el empresario Zamir Villaverde, cuyas empresas se investigan por obtención presuntamente ilícita de contratos de Provías, los visitó unas 4 o 5 veces, en enero y febrero de ese año, algo que contradice a lo declarado por el empresario antes.

Los peritos llegaron al departamento el 14 de marzo, dos días después de que los sobrinos del expresidente abandonaran el lugar sin rumbo conocido.

En la tarde de este lunes, Fray Vásquez fue llevado al Poder Judicial para  la audiencia de control de identidad y en espera de ser trasladado en las próximas horas a un centro penitenciario para que cumpla la orden de 24 meses de prisión preventiva que tiene en su contra.

En abril del año pasado, el sobrino de Pedro Castillo ya había dejado entrever su deseo de colaborar con la investigación. Desde la clandestinidad aseguró: “Yo estoy dispuesto a dar mis declaraciones ante la fiscalía (…) Hay mucho que decir, hay mucho que explicar".

Compartir