Decenas de organizaciones de la sociedad civil le exigen al presidente de la República, Pedro Castillo, que observe la ley que permite “vetar” contenidos relacionados a la Educación Sexual Integral del currículo escolar. Un proyecto de ley aprobado por el Congreso - e impulsado por sectores vinculados al fundamentalismo religioso.

"Las organizaciones y ciudadanos que pertenecemos a la alianza por la ESI hemos identificado que sí corren riesgo este tipo de contenidos de educación sexual integral y todo lo referido al enfoque de género porque precisamente los padres y los colectivos que están impulsando esta normativa que ha sido acogida por Renovación Popular en el Congreso, son colectivos que están en contra, ¿no?", menciona Melissa Guillén, vocera de la Alianza por la ESI ¡Sí podemos!

El autor del proyecto y presidente de la Comisión de Educación del Congreso, Esdras Medina, es un devoto activista de Con mis hijos no te metas, un colectivo que asegura que el Estado decide los contenidos de los textos escolares y del currículo, sin tomar en cuenta la opinión de los padres.

"Es totalmente falso porque existen mecanismos en los que incluso estos mismos señores han participado. El Estado es amplio, no puede ser antidemocrático y decir a ustedes no los escuchamos. En esa amplitud ha convocado a organizaciones como Con mis hijos no te metas, Padres en acción, entre otras para tomar en cuenta sus inquietudes [...] Estas personas lo que pretenden hacer es imponer sus creencias religiosas, fuera de lo científico que es lo que se busca con la educación", menciona Ayesha Dávila, activista de Madres en acción.

El proyecto de ley plantea que además de los mecanismos ya existentes de participación de los padres a través de las APAFAs y AMAPAFAs, se incluya también a colectivos en la toma de decisiones sobre contenidos; y que dichos colectivos puedan poner asesores para la elaboración de contenidos.

"Tú no sabes si esos colectivos corresponden a padres de determinadas escuelas o si esos asesores tienen la autoridad educativa o pedagógica para poder participar en un proceso así, es un gran despropósito. Lo que ocurre es que hay determinados grupos, que además han sido consultados en el proceso de elaboración de la ley, que tienen una visión sesgada de la realidad", añade Severo Cuba, presidente de Foro Educativo.

Desde su fundamentalismo, colectivos como Con mis hijos no te metas arguyen sin ninguna evidencia que la educación sexual es un asunto privado y que no debe enseñarse en las escuelas, sino sólo en el seno de la familia. Sin embargo, las cifras de violencia sexual en el Perú son brutales: el año pasado se registraron 10,251 casos de violación sexual, de los cuales el 67,6%  tuvieron como víctima a un niño, niña o adolescente de 0 a 17 años. Además, nada menos que el 70% de estas violaciones ocurrieron dentro de los hogares.

"Lo que proponen estos colectivos y este grupo de congresistas es una vuelta al pasado, es casi retroceder al medievo, quieren constituirse en una suerte de Inquisición que determine quiénes son los autorizados para decir qué deben leer nuestros hijos, ellos son los que se están metiendo con nuestros hijos, no el Estado", sostiene Severo Cuba, presidente de Foro Educativo.

El proyecto de ley en cuestión tiene como uno de sus fundamentos que la mayoría de los padres de familia no quieren que sus hijos reciban educación sexual en la escuela. No obstante, las encuestas dicen todo lo contrario. La más reciente, del Instituto de Estadios Peruanos, revela que el 82% de los padres considera que la educación sexual integral debe enseñarse en los colegios. Y solo el 12% considera que corresponde exclusivamente a los padres de familia.

"Brinda herramientas a los jóvenes y a los niños para prevenir violencias, embarazos a temprana edad, no es como lo plantean, que se quiere dar información pornográfica, son ideas erradas que se repiten en los discursos en el Congreso, en las calles, lo hemos visto en las pancartas de CMHNTM", afirma Melissa Guillén, vocera de la Alianza por la ESI ¡Sí podemos!

Decenas de organizaciones que forman parte de la Alianza por la ESI ¡Sí Podemos! le han enviado una carta al presidente de la República solicitándole que observe este proyecto de ley. Y en ese mismo sentido se ha manifestado la Defensoría del Pueblo.

"Esperamos que todavía el presidente pueda observar esta ley y de llegar al Congreso lo ideal sería que desistan de su promulgación y no la aprueben por insistencia", menciona Eliana Revollar, defensora del Pueblo interina.

Hoy vence el plazo que le otorga la ley al presidente y profesor Pedro Castillo para hacerle observaciones a la norma para que regrese al Congreso, donde tendría que ser objeto de un debate más serio y que incluya también a los sectores de la sociedad que exigen una Educación Sexual Integral para todos y todas.