Una familia promotora de una universidad con licencia denegada, una asociación de universidades sin  licencia, asesores con intereses en esas universidades conforman un combo ganador en el objetivo del ataque a la Sunedu y la llamada Segunda Oportunidad para esas universidades.

La contrarreforma universitaria fue un logro de la alianza de los dos sectores más radicales del Congreso, representados por un lado en Renovación Popular y por otro en Perú Libre. Detrás de las leyes de contrarreforma hubo un lobby silencioso y eficaz. Esta es la historia de los nexos de una familia promotora de una universidad con licencia denegada que triunfó en el objetivo de golpear la espina dorsal de Sunedu.

La familia Untiveros es la propietaria de la Universidad Privada del Centro, UPECEN, con sede en Huancayo, que fue creada en 2009 con una licencia de la anterior CONAFU.  En 2016 inició el proceso de licenciamiento ante Sunedu pero en julio de 2020 Sunedu denegó la licencia y notificó el inicio del proceso del cese de actividades. Pero, ¿por qué resignarse a quedarse sin licencia si todo se puede resolver con presión y una poderosa ayuda desde el Congreso?  La Universidad Privada del Centro y otras 6 universidades en la misma situación, es decir sin licenciamiento, conformaron la Asociación Nacional de Universidades Sin Fines de Lucro del Perú (ANUASIFIL) y desde allí promovieron la presión para sacar adelante la Ley de Segunda Oportunidad para las universidades con licencia denegada. De hecho, ese es el objetivo de la asociación declarado el día que la conformaron.

Representantes de ANUASIFIL con el presidente de la Comisión de Educación, Esdras Medina.

La ANUASIFIL tiene como presidente al rector de la Univesidad Nestor Cáceres Velásquez, pero su vocero es Miguel Angel León Untiveros, hijo de la rectora de la Universidad Privada del Centro (UPECEN), Emilia Untiveros Peñaloza. Otro de sus hijos, Paul León Untiveros fue candidato al Congreso por el Partido Perú Libre.

Paul León Untiveros es cercano al líder de Perú Libre, Vladimir Cerrón.
Paul León Untiveros y el entonces candidato presidencial de Perú Libre, Pedro Castillo, durante la campaña electoral del 2021.

Los hijos de la rectora son asiduos visitantes del congreso. Miguel Angel, el vocero de ANUASIFIL, es además decano de la facultad de Derecho de la UPECEN. A la familia León Untiveros  y parece que le gusta mucho tomar registro de sus visitas porque hay abundantes fotografías en las que aparece con uno de los promotores de la ley para darles una segunda oportunidad a las universidades con licencia denegada y presidente de la Comisión de Educación del Congreso, Esdras Medina; pero también con Alex Paredes de Perú Libre. La familia León Untiveros es muy activa en estas gestiones.

Miguel Angel y Paul León Untiveros junto al presidente de la Comisión de Educación, Esdras Medina.
Paul y Miguel León Untiveros con el congresista de Perú Libre, Waldemar Cerrón, otro activo contrarreformista de la educación universitaria.

Otro hijo de la rectora, José Leon Untiveros,  titular del consejo universitario de APECEN y Decano de la Facultad de Ingeniería, también tiene fotos con su hermano Paul y el activo congresista Esdras Medina.

José y Paul León Untiveros flanqueando al presidente de la Comisión de Educación, Esdras Medina.

En el registro de visitas del congreso, los hermanos Leon Untiveros aparecen 80 veces y su madre, la rectora de la universidad sin licencia, Emilia Untiveros de León, tiene 4 visitas del año pasado. también resulta interesante ver a quienes visitan: los preferidos son el presidente de la Comisión de Educación, Esdras Medina, de Renovación Popular; el vocero de la bancada de Perú Libre Waldemar Cerron y, algo no tan curioso, varios de los congresistas de Acción Popular mencionados en el llamado grupo de Los Niños, como Darwin Espinoza e Ilich López. Es una nueva alianza que podría llamarse el PorkyCerroAcciopopulismo.

El excandidato Paul León Untiveros es muy activo en sus redes sociales promoviendo la Asamblea Constituyente y su líder Vladimir Cerrón retuitea sus comentarios..

Por supuesto, la familia León Untiveros no es la única interesada en la llamada segunda oportunidad. Las otras universidades de la asociación también tienen contactos que valen oro a la hora de promover leyes. Es el caso de Carlos Mamani Jove, exasesor de la Comisión de Educación, quien  trabajó en la universidad José Carlos Mariátegui, también con licencia denegada y una de las siete universidades que conforman ANUASIFIL. Además, Mamani Jove fue asesor de tesis del hermano de Esdras Medina.

El entonces asesor de la comisión, Mamani Jove, ha fungido como delegado del congresista Esdras Medina en eventos de promoción de la iniciativa de segunda oportunidad para las universidades ni licenciadas, como este, “Licenciamiento de universidades públicas y privadas, estudiantes afectados y futuro de la SUNEDU” organizado por el Congresista Edgar Tello, en el que los representantes de las universidades exigieron el cierre de Sunedu.

En las filas de Fuerza Popular también hay entusiastas promotores de la contrarreforma universitaria, como la congresista Tania Ramirez bien recordada por estos días por su baile de Tik Tok en su despacho congresal. Su asesor principal es Gerson Chávez Miranda, quien  es docente de la Universidad Privada San Pedro, con licencia denegada, y exasesor de otro líder fujimorista vinculado a las universidades, el excongresista y exsecretario general de Fuerza Popular, Joaquín Ramírez, vinculado a la Universidad Alas Peruanas cuya licencia también fue denegada.

Foto del facebook de Gerson Chavez Miranda
Miguel León Untiveros junto a Esdras Medina y Tania Ramírez de Fuerza Popular, otra entusiasta promotora de la contrarreforma.

Otro asesor de la Comisión de Educación también vinculado con universidades que claman por la “segunda oportunidad” es Juan Carlos Condori Huamán. El realizó consultorías para la Universidad de Educación Enrique Guzmán y Valle en el 2019. Ha sido candidato al Congreso y a alcaldías por diferentes partidos y actualmente es militante de Renovación Popular.

En la comisión de Educación hay otra férrea activista de la contrarreforma. Es Carol Lita Villavicencio Lizárraga, técnica de la comisión. Trabajó con el excongresista Edgar Alarcón en la Comisión de Fiscalización. Fue denunciada por chantaje en Junín. La Caja Huancayo la denunció porque presuntamente los extorsionó con la amenaza de publicar un reportaje sobre irregularidades en esa entidad en la revista El Huacón en la que ella era directora, si no aumentaban los pagos en publicidad a su revista. Desde su cuenta de twitter, la técnica de la Comisión de Educación es una furibunda crítica de la SUNEDU y una tenaz activista de Renovación Popular.

Arquímedes, el físico griego de la antigüedad, dijo en su teoría de la palanca: dadme un punto de apoyo y moveré el mundo. Eso sí lo aprendieron bien los promotores de las universidades con licencia denegada: más que cumplir con los requisitos para licenciarse, encontraron sus puntos de apoyo en el Congreso, y lograron mover su mundo.