El Ministerio de Salud acaba de anunciar que los contagios de covid 19 se han disparado pasando de 1800 casos semanales a más de 11 mil, lo que llevó al ministro a afirmar que ya estamos en el inicio de la cuarta ola. Una noticia que ha generado alarma.

"Cuando en Perú expresas una ola todos vamos a evocar la primera y la segunda, 220 mil fallecidos, es alarmista e irresponsable porque a partir de la llegada de ómicron no se traduce el número de contagios en enfermedad y fallecidos, lo vimos en la tercera ola", comenta Omar Neyra, doctor en salud pública.

La alerta epidemiológica del MINSA indica el incremento sostenido de casos confirmados se debe a la presencia de los dos nuevos linajes de la variante ómicron, denominados BA.4 y BA.5. Los especialistas coinciden en que lo más probable es que esta ola sea muy similar a la tercera, es decir muchos contagios, pocos casos leves, muy pocos casos graves y muchísimas menos muertes.

"El gran espejo es Sudáfrica para avizorar semanas antes y lo que se ha visto, ya está en descenso esta ola, ha causado menos enfermos y fallecidos en esta ola que sería la cuarta nuestra porque el Perú quizás tenga una de las poblaciones con la mayor inmunidad natural del mundo", sostiene el doctor en salud pública, Omar Neyra.

El Perú fue uno de los países con la mayor tasa de mortalidad de covid 19, lo que significa que también fue uno de los países con mayor número de infectados con covid 19 durante las dos primeras olas. Esa inmunidad, sumada a la que otorgan las vacunas, que llegaron después, nos convierte en uno de los países con mayor inmunidad frente a la covid 19.

Pese a que ni la OMS ni la autoridad sanitaria europea recomiendan la aplicación de la cuarta dosis para toda la población, el gobierno peruano sí lo está haciendo. Pese a que estudios científicos recientes sugieren que es indispensable analizar la relación costo-beneficio de aplicar dosis de refuerzo a los ya vacunados con 3 dosis.

"Una publicación en Nature y otra en otra revista científica importante han evidenciado que el factor miocarditis en las dosis de refuerzo sobre todo en la población de 12 a 39 años es espectacularmente abrumadora, más de 700 casos por millón de vacunados. Por eso el análisis de riesgo beneficio en las dosis de refuerzo tienen que darse y preguntarle al MINSA si ha hecho un análisis en este momento [...] No se trata de vacunar porque Perú tenga 150 millones de dosis compradas, 5 veces la población del país, no se trata de eso", añade Omar Neyra, doctor en salud pública.

Los estudios científicos demuestran que la tercera dosis sí eleva considerablemente la inmunidad de quienes han recibido las dos primeras.

"El esquema completo a la fecha son 3 dosis [...] en un estudio hecho en el INS en el que participé hemos comparado cómo les fue a las personas cuando tenían 2 dosis contra 3 dosis [...] y lo que hemos encontrado es que en todos los casos la tercera dosis aumenta en 90% la efectividad contra enfermedad grave y muerte. Entonces es importante tener la tercera dosis", comenta el doctor Percy Mayta-Tristán, investigador científico.

Lo que recomiendan tanto la OMS como la EMA es que la cuarta dosis se aplique exclusivamente a adultos mayores y personas con comorbilidades.

"Allí sí se ha encontrado un efecto positivo, no tan grande como este cambio de segunda a tercera de 90% más, pero sí hay una mejora de 40 ó 50% más en este grupo [...] Cuarta dosis, mayores de 60 años, personas con comorbilidad y como ya está habilitada para mayores de 40 ya queda como una decisión personal, sin obligatoriedad, por ejemplo, si tengo un trabajo muy expuesto o vivo con personas con comorbilidad y quiero mantener anticuerpos altos parta reducir un poco el riesgo de infección sí podría ponerme la cuarta dosis", sostiene el doctor Percy Mayta-Tristán, investigador científico.

El especialista en salud pública Omar Neyra considera que hemos empezado a salir de la pandemia y que el virus está ingresando ya en su fase endémica.

"Prácticamente toda la dinámica social desde hace 6 meses en Perú es normal, eso expresa que habríamos entrado a una fase endémica que no tendría retroceso a menos que se dé una condición, que el virus mute para ser más severo, los datos de hoy siguen siendo alentadores [...] Yo creo que hemos pasado la fase pandémica y de crisis siempre y cuando no se presente una variante tipo lambda o delta y pareciera que por ahí no va. Todo indica que el sublinaje de ómicron sigue siendo menos severo y por ahí vamos avanzando con un escenario bastante esperanzador", añade Omar Neyra, doctor en salud pública.

Todas las evidencias apuntan a que la cuarta ola será muy parecida a la tercera, con muchos infectados asintomáticos y algunos cuadros leves, pero con un número muy reducido de cuadros graves y decesos. Contrariamente a la campaña del MINSA, los especialistas recomiendan recibir la tercera dosis a quienes aún no lo hayan hecho y la cuarta sólo a los adultos mayores y personas con comorbilidades.