El Congreso oficializó este viernes el permiso de viaje a Brasil de la presidenta Dina Boluarte. Esta podría ser la primera salida internacional de un jefe de Estado peruano sin vicepresidentes, es decir, que el país sería gobernado a distancia. La controversia entre los constitucionalistas gira alrededor de la ley que permite que la Presidencia de la República se ejerza el cargo de forma remota desde el exterior.

La presidenta Dina Boluarte tiene la autorización del Pleno del Congreso para viajar a Brasil del 7 al 9 de agosto, con el objetivo de participar en la Cuarta Reunión de Presidentes de los Estados parte en el Tratado de Cooperación Amazónica.

La decisión fue oficializada este viernes a través de la Resolución Legislativa Nº 31862, publicada en el boletín extraordinario de Normas Legales.

Con 62 votos a favor, 32 en contra y siete abstenciones, el Congreso aprobó el pedido de Boluarte en el marco de la reciente Ley 31810, que habilita a un jefe de Estado —sin vicepresidentes— a despachar de manera remota cuando se encuentre fuera del Perú.

El debate en el Parlamento no fue tan sencillo. Las bancadas de Fuerza Popular, Alianza para el Progreso (APP) y Avanza País creen que es importante la presencia de Boluarte en el exterior, mientras que Perú Libre, Nueva Constitución y Cambio Democrático coinciden en que la salida al extranjero de la mandataria podría generar más inestabilidad en el país.

La bancada de Renovación Popular se dividió. Por ejemplo, el legislador Jorge Montoya votó en contra de la medida y señaló que la presidenta Dina Boluarte se estaría arriesgando a una posible destitución por infracción a la Constitución al dejar el territorio nacional.

“Muchos de los que hoy votarán a favor de su salida, mañana pueden buscar su vacancia”, agregó.

En esa línea, el constitucionalista Omar Cairo remarcó que la ley de la presidencia remota “es inconstitucional”. Con esta norma, Boluarte “solo podría hacer actos de mero trámite [desde el extranjero] y no políticos como promulgar una norma o presentar iniciativas”.

Cairo recordó, además, que el artículo 115 de la Constitución precisa que cuando el jefe de Estado necesita viajar al extranjero: el despacho presidencial debe ser encargado al primer o segundo vicepresidente. “Esto ha sido modificado indebidamente”, acotó.

El abogado constitucionalista Franco García argumentó que el despacho presidencial remoto solo es para temas urgentes, pero “si el Congreso, en plena vigencia de esta ley [31810] le da la autorización, no existe abandono de cargo”.

Sobre una posible infracción de la Constitución por parte de la presidenta, García dijo que el artículo 117 específica las razones, “y esa causal [viaje] no está contemplada”.

“Tampoco recaería en causal de vacancia porque Dina Boluarte saldría con soporte legal vigente [Ley 31810]. Solo si no vuelve en el plazo dado podría ser vacada”, agregó.

Cabe precisar que los expresidentes Valentín Paniagua y Francisco Sagasti nunca salieron del país durante sus gobiernos debido a que no contaban con vicepresidentes que los reemplazaran. En el caso de Martín Vizcarra, pudo viajar a Brasil cuando Mercedes Aráoz aún era vicepresidenta. Pero, luego de la renuncia de Aráoz, Vizcarra no volvió a salir del país. Este sería el primer viaje al extranjero de la mandataria Dina Boluarte.

Compartir