Las revelaciones del exjefe de asesores del Ministerio de Vivienda han desatado una ola de interrogantes sobre el supuesto fraude en la segunda vuelta del 2021. Marrufo acusa a Perú Libre y a Dina Boluarte de manipular votos en el Jurado JNE para asegurar la victoria de Pedro Castillo.

La teoría de un presunto fraude electoral ha resurgido en el país luego de la publicación de las declaraciones de Salatiel Marrufo, exjefe del Gabinete de Asesores del Ministerio de Vivienda durante el gobierno de Pedro Castillo, quien ha señalado que Perú Libre, a través de Dina Boluarte, habría manipulado las impugnaciones presentadas tras la segunda vuelta electoral por Fuerza Popular en el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) para ganar las últimas elecciones presidenciales.

Marrufo es investigado por el caso ´Fondo Mi Vivienda´, por presuntamente haber recibido 4 millones de soles de la empresaria Sada Goray. Un juez había dictado contra él prisión preventiva pero a fines de mayo pasado salió en libertad, presuntamente acogido a proceso de colaboración eficaz. Ahora, tras la publicación de su declaración en el programa Punto Final, el fantasma del fraude ha vuelto a rondar.

6 y 7 de junio del 2021

Para comprender mejor debemos remontarnos a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, el 6 de junio del 2021, cuando tras una diferencia mínima de votos, Pedro Castillo superó a Keiko Fujimori. Sin embargo, la lideresa de Fuerza Popular denunció la existencia de fraude , por lo que dio inicio a un proceso de revisión y pedido de anulación de actas. Perú Libre hizo lo propio, pero con una cantidad menor de solicitudes.

https://dnef.jne.gob.pe/documentos/investigacion/perfil-electoral/Perfil%20Electoral%2013%20-%20EG2021_An%C3%A1lisis%20de%20resultados_Segunda%20vuelta.pdf

Ha habido una estrategia de parte de Perú Libre para distorsionar o dilatar los resultados que reflejen la voluntad popular y me estoy refiriendo al proceso de impugnaciones de actas, donde la mayoría de estas tratan de evitar que las actas que tienen mayor votación para Fuerza Popular no sean contabilizadas, señaló Fujimori en una conferencia de prensa el 7 de junio del 2023.

Aquel 7 de junio, de acuerdo con las declaraciones de Marrufo, el exfuncionario asistió a una primera reunión con el equipo de Perú Libre en una vivienda de propiedad de Grika Asayag, excolaboradora de Dina Boluarte, ubicada en la avenida Bolivia 724, distrito de Breña, en donde fueron convocados varios abogados que se dedicarían “a la absolución y nulidades e impugnaciones”.

“En dicha reunión me presentaron a Auner Vásquez Cabrera, quien se desempeñaba como coordinador de los abogados, y le pidieron a él que me hiciera una exposición de los avances, estando presente (...) Otros abogados, todos convocados por Dina Boluarte Zegarra (...) y a través de un grupo de WhatsApp había convocado apoyo legal y los citaba a todos en el jirón Bolivia 724”, relató Marrufo al Ministerio Público.

Aquella noche, en una segunda cita con Perú Libre, conoció a Pedro Castillo. Allí mismo, Alejandro Sánchez Sánchez, dueño de la casa de la calle Sarratea, dijo conocer a Richard Acuña, de Alianza para el Progreso, quien presuntamente tendría el contacto con el magistrado del JNE, Jorge Armando Rodríguez Vélez.

De acuerdo con Latina, Sánchez habría colaborado en una pasada campaña política de Alianza para el Progreso (APP), por lo que tendría contacto con esta familia. Asimismo, Richard Acuña los apoyaría para que Keiko Fujimori no gane. Tras la publicación de esta información, Acuña tildó de falsas dichas declaraciones.

Según Marrufo, el exalcalde de Anguía, Chota, José Nenil, también habría intervenido en esta “operación” asegurando el voto del magistrado del JNE, Jobian Sanjinez Salazar, a través del ex candidato presidencial Andrés Alcántara. Marrufo indicó que la estrategia de llegar a los miembros del JNE fue una orden directa de Boluarte.

https://youtube.com/live/ANvdbkEPYZU

9 y 11 de junio

Para estas fechas, Marrufo aseguró que ya se habían confirmado los votos de los magistrados Rodríguez Vélez y Sanjinez Salazar.

“Asimismo, comentó Alejandro Sánchez que el '1' haciendo referencia a Pedro Castillo Terrones, ya aseguró el voto del "1' del JNE, haciendo referencia a Jorge Salas Arenas”, detalló.

https://x.com/JNE_Peru/status/1805355557886349329

El 9 de junio fue un día crucial, pues se vencía el plazo para que ambos partidos tramiten sus respectivas solicitudes de nulidad ante el JNE. Fuerza Popular las envió hasta dos días después de la fecha oficial. Sin embargo, la entidad electoral terminó extendiendo “de manera excepcional” el plazo hasta las 8 p.m. del 11 de junio.

De acuerdo con lo señalado por Marrufo, un estadístico le indicó que si se consideraban las impugnaciones presentadas hasta la noche del 9 de junio de 2021, tal como lo establecía el JNE, “Pedro Castillo podía ganar las elecciones por una diferencia de ciento veinte mil votos aproximadamente”. No obstante, si se ampliaba el plazo dos días más, Fuerza Popular los superaría en votos.

“Luego de ello Dina Boluarte encabezó una conferencia de prensa denunciando dicho hecho, que consideraba irregular y que favorecía a Keiko Fujimori, siendo que el JNE dejó sin efecto el mismo 11 de junio de 2021 el acuerdo de permitir las impugnaciones hasta ese día, con tres votos a favor y uno en contra (Arce Córdova), debo precisar que Alejandro Sánchez me llama por WhatsApp a las 3 o 4 de la tarde, para comentarme que ya todo se había coordinado y que el acuerdo se dejaría sin efecto por mayoría, con eso demostraba que los amigos estaban ayudando”, contó Marrufo.

Como se sabe, aquel 11 de junio, horas más tarde de haber extendido la fecha, el JNE dio un paso atrás alegando que no se tomó en cuenta el tema de la preclusión de los plazos y la intangibilidad de las resoluciones, por lo que se corrigió dicha decisión. “¿Qué hubiera pasado si continuábamos con el error? Probablemente, los actos serían nulos”, declaró al medio Bunker el presidente del JNE, Jorge Salas Arenas.

Las investigaciones sobre este caso continúan y, según el informe de Latina, serían tres los testigos que han declarado sobre lo ocurrido después de la segunda vuelta.

Compartir