La campaña de desinformación sobre la efectividad de la vacuna Sinopharm también ha calado en el personal médico del Ministerio de Salud. Dos recientes informes de la Contraloría revelan que más de medio centenar de enfermeras y técnicos de dos importantes hospitales públicos de Junín han decidido no recibir la sustancia china por “cuestiones personales”. Por ser una decisión “voluntaria”, las autoridades poco pueden hacer para convencerlos de lo contrario.

El personal de Salud de dos de los principales hospitales de la región Junín todavía no puede estar completamente vacunado porque 55 personas, entre técnicos, enfermeras y personal de limpieza rechazan ser inoculadas con la vacuna china Sinopharm. El grupo que aún se mantiene al margen ha suscrito una declaración jurada alegando “razones personales” en su decisión. Esto quiere decir que siguen trabajando así, en contacto con pacientes, sin recibir dosis alguna de vacuna, en pleno inicio de la tercera ola de la Covid 19.

Los centros son nada menos que el Hospital Materno Infantil “El Carmen” y el Hospital Regional “Daniel Alcides Carrión”, ambos ubicados en Huancayo. De acuerdo con los informes de control, en el primer hospital, 37 trabajadores aún no reciben ninguna las dos dosis de Sinopharm, y en el segundo, 18 no han acudido a recibir la segunda dosis de la sustancia con la que ha sido vacunado casi todo el cuerpo relacionado al sector Salud. En total, entre ambos, 55 trabajadores.

Principal problema detectado en Hospital Materno Infantil “El Carmen” en el informe de control recurrente N°13656-2021-CG/GRJU-SCC
Principal problema detectado en el Hospital Regional “Daniel Alcides Carrión” en el informe de control concurrente N°13485-2021-CG/GRJU-SCC

En el caso del Hospital El Carmen, su director, Luis Orihuela Lazo, indicó a Epicentro TV que la cifra bajó de 37 a 14 en los últimos días. No obstante, aún no da cuenta de la nueva situación de manera formal al auditor a cargo del examen de control.

La situación en este centro médico está contenida en el Informe de Control Concurrente Nº 13656-2021-CG/CRJU-SCC, denominado “Recepción, almacenamiento, distribución, aplicación de vacunas, manejo de residuos y seguimiento a eventos posteriores a la vacunación”.

Aquí, la Contraloría encontró el siguiente problema: “Personal de salud no se inoculó la vacuna Sinopharm, situación que pondría en riesgo la salud del personal hospitalario ante la Covid 19 y la salud de los pacientes que son atendidos por dicho personal”.

El personal de Salud de esta sede que al parecer se resiste a la vacuna Sinopharm está integrado por 8 obstetras, 3 técnicos en Farmacia, 3 técnicos en Laboratorio, 9 técnicos en Enfermería, 5 tecnólogos médicos, 1 trabajador de Servicios Generales – Lavandería, 1 trabajador de Mantenimiento, 5 enfermeros, 1 psicólogo y 1 residente. Aunque los nombres de los trabajadores figuran en el informe de control no los daremos a conocer.

Hospital Materno Infantil “El Carmen” de Huancayo. (Foto: ANDINA)

Pero hay entre el personal médico quienes se inocularon una dosis y no volvieron por más. Respecto del Hospital Regional “Daniel Alcides Carrión”, el Informe de Control Concurrente Nº 13485-2021-CG/CRJU-SCC, indica que “personal de salud no se inoculó la segunda dosis de la vacuna Sinopharm, no obstante que ya cumplieron (sic) los 21 días de recibir la primera dosis y el área de inmunizaciones cuenta con el stock correspondiente de las dosis a aplicar, situación que pondría en riesgo la salud del personal hospitalario ante la Covid-19 y la salud de los pacientes que son atendidos por dicho personal”.

En este grupo hay 15 enfermeras y técnicos, así como 3 trabajadores de limpieza. En total, 18 sin segunda dosis.

Hospital Regional “Daniel Alcides Carrión” en Huancayo. (Foto: ANDINA)

La conclusión de ambos informes de control es similar. Señalan que “durante la ejecución del servicio de Control Concurrente al último hito de control “Recepción, almacenamiento, distribución, aplicación de vacunas, manejo de residuos y seguimiento a eventos posteriores a la vacunación (Covid 19)”, se ha advertido una situación adversa que afecta o podría afectar la continuidad del proceso, el resultado o el logro de los objetivos establecidos en el Plan Nacional de Vacunación contra la Covid-19”.

La vacuna efectivamente no es obligatoria en nuestro país. Sin embargo, la polémica empieza a aparecer cuando por ejercer el derecho a no vacunarse, se arriesga la salud y la vida de otros. Esto ya es un tema que sobrepasa los límites de lo puramente médico.

Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud, dado a conocer el 4 de agosto pasado, arrojó que la efectividad de la vacuna Sinopharm es de 94%. Pese a ello, la campaña de desinformación contra este producto tiene adeptos y crédulos, nada menos que en el sector Salud.