En momentos en que su aprobación se deteriora más, el presidente Pedro Castillo apela al apoyo de sus bases de origen aprobando un decreto supremo que busca reivindicar uno de los viejos afanes de los sectores radicales magisteriales: el control de la Derrama Magisterial. El Sutep Nacional alista una respuesta frontal.

La captura y control de la Derrama Magisterial, uno de los máximos anhelos de los grupos políticos adversarios de Patria Roja en el magisterio –Conare y Fenate– está muy cerca de ser alcanzada gracias al decreto supremo firmado por el presidente Pedro Castillo Terrones, quien, como docente, proviene del Fenate, sindicato cuya existencia oficializó al inicio de este gobierno.

Desde Cajamarca, durante el Consejo de Ministros Descentralizado, el jefe de Estado anunció ayer la decisión, a la que calificó de “democratización” de la Derrama Magisterial. Hoy, la norma apareció publicada en el diario oficial El Peruano.

Se trata del Decreto Supremo 009-2022-Minedu, que modifica la composición del directorio de la Derrama Magisterial, que actualmente tiene cinco integrantes, elevándolo a trece. Docentes de escuela en su mayoría.

Así, el fondo previsional de los docentes activos del país que mueve más de 2,900 millones de soles en activos, pronto podría ser controlado por los profesores contrarios al Sindicato Único de Trabajadores en la Educación Peruana, el Sutep Nacional, el oficial.

El principal es la Federación Nacional de Trabajadores en la Educación del Perú, Fenate Perú, de donde proviene, precisamente, el presidente Pedro Castillo. En agosto pasado, en un procedimiento administrativo “exprés”, esta agrupación logró que el Ministerio de Trabajo le otorgue inscripción oficial como sindicato, lo que, en la práctica, lo coloca en el mismo nivel que el Sutep Nacional.

Yendo al detalle de la norma aprobada, la modificación más sensible es la del Directorio de la Derrama Magisterial.

Actualmente, lo integran cinco personas: tres designadas por el Sutep, uno por el Sindicato de Docentes de la Educación Superior del Perú, Sidesp, y uno más por el Ministerio de Educación.

Ahora, todo eso cambiará. El número de integrantes se elevará de cinco a trece, de acuerdo a la siguiente distribución:

  • Siete docentes de instituciones educativas de educación básica (primaria y/o secundaria).
  • Dos docentes de instituciones educativas de educación superior.
  • Un docente de un Centro de Educación Técnico-productiva (Cetpro).
  • Dos auxiliares de instituciones educativas.
  • Un representante del Minedu.

De ellos, cuatro ocuparán los cargos de presidente, vicepresidente, secretario y subsecretario de la Derrama Magisterial, y los nueve restantes serán vocales.

Como se aprecia, la mayoría –siete– serán docentes de aula y de institutos superiores pedagógicos. Habrá, incluso, auxiliares de colegios. Y solo un representante del Ministerio de Educación.

Cosa similar ocurre con el Consejo de Vigilancia de la entidad previsional.

Actualmente lo integran tres personas: dos elegidas por el Sutep y una por el Minedu.

Con la norma firmada por Castillo, la cifra sube a siete, de esta manera:

  • Tres docentes de instituciones educativas.
  • Un docente de educación superior.
  • Un docente de un Cetpro.
  • Un auxiliar de institución educativa.
  • Un representante del Minedu.
Decreto Supremo Que Modifica El Estatuto de La Derrama Magis Decreto Supremo n 009 2022 Minedu 2084469 1 | PDF | Ministerio (Departamento de Gobierno) | Perú
Decreto Supremo Que Modifica El Estatuto de La Derrama Magis Decreto Supremo n 009 2022 Minedu 2084469 1

Desde los años ochenta y hasta hoy, el Sutep elegía a sus representantes ante el Directorio, a través de congresos o convenciones nacionales.

El decreto supremo dispone que a partir de ahora la elección de los miembros del Consejo Directivo y del Consejo de Vigilancia estará a cargo de un Comité Electoral Nacional y de los Comités Electorales Regionales, “en los términos que establezca el Reglamento Electoral que apruebe el Consejo Directivo, que deben incluir la asistencia técnica de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE)”.

“Las elecciones se realizarán mediante la presentación de una lista única para todos los cargos señalados en el párrafo anterior. Los candidatos de la lista que obtenga la votación más alta serán elegidos miembros del Consejo Directivo y responsables de las Oficinas Descentralizadas de la Derrama Magisterial. Los candidatos de la lista que obtenga la segunda votación serán elegidos miembros del Consejo de Vigilancia”, dispone el artículo 8-A del decreto supremo.

Los dirigentes del Sutep y sus abogados se encuentran reunidos esta mañana analizando la norma y evaluando las acciones a tomar. Epicentro Tv fue informado por sus voceros que hoy emitirían un pronunciamiento para expresar su rechazo y anunciar las acciones legales contra el decreto supremo.

Entre tanto, Helí Ocaña, decano del Colegio de Profesores del Perú, dijo a Epicentro Tv que la publicación de este decreto supremo es el último capítulo del “intento por intervenir la Derrama Magisterial, que ha sido permanente desde el año 2002, con el Conare, en donde está Movadef”.


“Este decreto supremo es ilegal, autoritario, intervencionista y laxo porque no precisa los procedimientos finales del proceso electoral, pues, dice que el mismo debe ser conducido por el Directorio con el apoyo de la ONPE. Lo que busca es desarticular al actual directorio y atentar contra los fondos de los maestros”, señaló Ocaña.

Anteriormente, el Conare y el Fenate pugnaban por tomar la dirección del Sutep, lo que se torno imposible. En paralelo, exigían la desafiliación del docente de la Derrama Magisterial, o la liquidación de esta entidad.

Ahora, encontraron otra fórmula. Primero, el reconocimiento del Fenate como sindicato oficial, y luego, el cambio de los estatutos de elección del directorio de la Derrama Magisterial, el fondo millonario de los docentes.

Esa es la “democratización” de la que habló ayer el presidente Pedro Castillo.