El informe de tendencias globales presentado por ACNUR, la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados es escalofriante. A diciembre de 2021 había 89,3 millones de personas forzadas a abandonar su hogar en el mundo y ahora, 6 meses después, a causa de la guerra en Ucrania esa cifra subió a 100 millones. Venezuela es junto con Siria y Ucrania uno de los tres países con más número de desplazados en el mundo y Perú es uno de los 5 países que han recibido más refugiados en el mundo. Los otros 4 países receptores son Turquía, Colombia, Uganda y Pakistán.

Perú ha recibido a 1.3 millones de venezolanos y de ellos 532 mil son solicitantes de asilo. Los niños son el grupo humano más afectado por el desplazamiento: 30 de cada 100 habitantes del mundo son niños, pero 42 de cada 100 desplazados son niños. Esa situación les roba la infancia, destroza sus familias, fractura sus raíces, corta sus posibilidades de educación formal y reduce las expectativas de un buen futuro. El desplazamiento forzado es un drama que nos debe doler a todos. Estos y otros asuntos vinculados con el desplazamiento están en esta entrevista con el representante de ACNUR en Perú Federico Agusti.