Las personas que vemos llevando niños y regalos van a una fiesta en plena pandemia. Pero no se trata de una celebración cualquiera. El lugar de la reunión social es nada menos que Palacio de Gobierno, la residencia del presidente Pedro Castillo y su familia.

Frente a la proximidad de las celebraciones por Halloween y el día de la canción criolla, el Ministerio del

interior emitió un comunicado recordando que las fiestas y reuniones sociales siguen prohibidas.

Sin embargo, esta tarde pudimos observar cómo numerosos invitados ingresaban por la puerta posterior de la Casa de Pizarro, la mayoría con niños pequeños y regalos forrados en coloridos envoltorios; lo que hace suponer que se trataba de una fiesta infantil. Se trataría del cumpleaños de una de las hijas del presidente Pedro Castillo.

El último decreto supremo que prorrogó el estado de emergencia sanitaria, publicado el 10 de julio y que sigue vigente según el propio comunicado del Ministerio del Interior, dice textualmente que “las reuniones sociales, incluyendo las que se realizan en los domicilios y visitas familiares, se encuentran prohibidas, por razones de salud y a efecto de evitar el incremento de los contagios a consecuencia de la covid-19.”

Pero Palacio de Gobierno estaba de fiesta. Y un cumpleaños infantil con invitados varios, parezca justo o no, infringe lo dispuesto por las autoridades y desconoce lo que  el mismo Ministerio del Interior ha dispuesto.

Cabe recordar que existen multas y sanciones para quienes incumplen las medidas sanitarias ¿Se aplicarán en este caso?