El Concejo Metropolitano de la Municipalidad de Lima se reunirá mañana para “poner término unilateral al Contrato suscrito con Rutas de Lima S.A.C.”

Desde que asumió la alcaldía de Lima, el alcalde Rafael López Aliaga está empeñado en encontrar una “solución legal” para cumplir con una de sus más importantes promesas de campaña: la eliminación de los peajes. Los peajes en la mira del burgomaestre son los comprendidos en el proyecto Vías Nuevas de Lima, del concesionario Rutas de Lima, que actualmente comprende la concesión de las carreteras Panamericana Norte (desde el óvalo Habich hasta Ancón), la Panamericana Sur (desde el trébol de Javier Prado hasta el puente Pucusana) y la todavía no concluida Autopista Ramiro Prialé, que se extenderá 19 kilómetros adicionales hasta el puente Los Ángeles.

En un primer momento señaló que se iba a renegociar el contrato con Rutas de Lima, pero el 8 de enero aseguró que luego de estudiar el contrato de concesión había encontrado una “solución legal que está contemplada en el contrato” y agregó que por estrategia no daría más detalles sobre dicha solución.

Sin embargo, la convocatoria a la sesión extraordinaria del Concejo Municipal programada para mañana a las 05:30 PM revela cuál es la estrategia que utilizará la gestión edil del autoproclamado alcalde de los cerros para eliminar los peajes.

El documento señala que el procedimiento que utilizará la comuna limeña es el previsto en el artículo 17.7 del Contrato de Concesión del Proyecto Vías Nuevas de Lima referido a la facultad del concedente de poner término unilateral al contrato. En efecto, el mencionado artículo contempla la terminación anticipada del contrato de concesión por los siguientes motivos:

Pero el contrato de concesión también dice que el caso de terminación anticipada del contrato por decisión unilateral del concedente; es decir de la comuna limeña, éste debe hacerle un pago equivalente al valor del Endeudamiento Garantizado Permitido, monto que será cobrado por los Acreedores Permitidos y que asciende a nada menos que S/1.458.808.000 (mil cuatrocientos cincuenta y ocho millones ochocientos ocho mil soles). Y eso es solo si el concesionario (Rutas de Lima) no cuestiona la decisión unilateral de la Municipalidad de Lima, pues de lo contrario podría llevar el caso a un arbitraje en el que podría reclamar compensaciones adicionales.

Compartir