Desde ayer se ha iniciado un paro indefinido en Machu Picchu Pueblo por parte de gremios turísticos y colectivos ciudadanos que rechazan la nueva plataforma virtual de venta de boletos para ingresar a Machu Picchu. Congresistas piden interpelar a la ministra Leslie Urteaga por presunto direccionamiento en contrato con Joinnus.

Una intensa jornada de protestas se inició ayer miércoles por la tarde en la ciudad de Cusco y Machu Picchu Pueblo en rechazo a la nueva venta virtual de boletos para el ingreso al santuario de Machu Picchu. Gremios turísticos anunciaron un paro indefinido y exigen la destitución de la ministra de Cultura (Mincul), Leslie Urteaga.

El motivo principal de las manifestaciones es el contrato firmado entre el Ministerio de Cultura (Mincul) y la plataforma de venta de entradas Joinnus. El ministerio informó a fines del 2023 sobre la nueva modalidad para adquirir entradas al Santuario Histórico. Sin embargo, debido al rechazo de la ciudadanía y los gremios turísticos, el nuevo sistema de venta recién se pudo ejecutar desde el sábado 20 de enero.

Los manifestantes acusan a la ministra Urteaga de querer “privatizar la venta de boletos para Machu Picchu” favoreciendo a la “empresa privada Joinnus que cobrará 3.9 % por cada boleto vendido”.

Asimismo, denuncian un supuesto conflicto de intereses entre el Mincul y Joinnus y aseguran que al comercializar los boletos, la empresa podrá acceder gratuitamente a la base de datos del sector turismo y de la información personal de cada turista que ingrese a comprar. A través de un comunicado, la Asociación de Profesionales de Machu Picchu manifestó su rechazo al considerar poco transparente el proceso de negociación entre el ministerio y la empresa Joinnus. Aseguran que la paralización continuará hasta que la ministra renuncie.

El alcalde de Machu Picchu, Elvis La Torre, también se unió a las voces de protesta asegurando que el Mincul nunca consultó al municipio sobre la contratación de la empresa Joinnus. Indicó que apoya la paralización pacífica de los gremios turísticos y colectivos ciudadanos.

La manifestación ha continuado este jueves desde muy temprano, sin embargo, el ingreso al sitio arqueológico no ha tenido interrupciones. Agentes de la Policía Nacional del Perú (PNP) han escoltado a los vehículos turísticos. Por la tarde, hubo un bloqueo en la vía férrea hacia Machu Picchu, sin embargo, la policía tomó el control de la zona.

“No se va a privatizar”

En tanto, la ministra Leslie Urteaga rechazó que se vaya a privatizar Machu Picchu, y destacó que, entre el 20 y 21 de enero, se han vendido 4,264 boletos, de los cuales 3,127 fueron adquiridos por la nueva plataforma virtual.

“Estamos dando un salto cualitativo, mejorando la calidad del servicio. Primero para proteger y cuidar nuestro primer monumento nacional, reconocido como patrimonio mundial. Nada más lejos de la verdad cuando hay algunas voces que dicen que con esto se privatiza Machu Picchu. De ninguna manera, el patrimonio es nacional, el patrimonio está administrado y gestionado por el Estado a través del Ministerio de Cultura”, dijo en RPP.

La titular del sector Cultura aseguró que se tomó la decisión de contratar una plataforma web para la venta de boletos debido a que la venta electrónica con la que contaban tenía muchos inconvenientes. “Ahora tenemos una plataforma más transparente”, dijo.

¿Contratación direccionada?

Uno de los cuestionamientos a la contratación de Joinnus por parte del Ministerio de Cultura, ha sido la modalidad utilizada. En agosto del año pasado, el Mincul le otorgó la buena pro a Joinnus, del grupo Credicorp, a través de la modalidad de menor cuantía y no por licitación.

En un comunicado, Joinnus informó que en julio del 2023, el Mincul inició una licitación para la contratación de una plataforma tecnológica virtual que asumiera la gestión de venta de entradas para 21 espacios culturales del Perú, con la opción de ir incluyendo nuevos escenarios. “El 7 de noviembre se firmó la adenda que incluyó a Machu Picchu y Kuélap”, indicaron.

Según el Mincul, no se podía contratar a través de una licitación debido a que, la Ley de Contrataciones del Estado, exige una cifra exacta, lo que no se tiene, hasta el momento, sobre la venta de entradas a Machu Picchu ya que el monto recaudado es incierto, pues depende del número de entradas que se vendan.

Joinnus ganó el proceso de menor cuantía con una oferta de S/. 36 mil. En la Adenda N° 1 se precisa que, en el caso de Cusco – Machu Picchu, se considerará una comisión de 3.9% por entrada vendida.

Este proceso de contratación sin licitación será evaluado por la Contraloría quien determinará si fue apropiado recurrir a la contratación de Joinnus por menor cuantía, en lugar de convocar a licitación para adjudicar el contrato, informó el diario La República.

En tanto, desde el Congreso ya se han presentado hasta dos mociones de interpelación a la ministra Urteaga debido al presunto direccionamiento en la contratación de Joinnus.

Fuente: Turiweb.pe

Este no es el primer contrato de Joinnus con el Ministerio de Cultura. Según el Sistema Electrónico de Contrataciones con el Estado, el Mincul ha contratado hasta 7 veces a la empresa desde el 2020 hasta el 2023.

Al parecer, debido a la presión de las manifestaciones, la ministra Leslie Urteaga, anunció que, por iniciativa de la empresa Joinnus, en los próximos seis meses, el Ministerio de Cultura “solo pagará el alquiler de la plataforma tuboleto.cultura.pe”. Es decir, no cobrará las comisiones correspondientes sobre los boletos que se ofrecen para Machupicchu y la Red de Caminos Inka.

“Entendemos que todo cambio merece un tipo de resistencia. Nosotros vamos a seguir trabajando en el diálogo. Vamos a fortalecer la información y comunicación con la ciudadanía, los operadores y visitantes.  Entiendo que hay grupos que están preocupados por la comisión. Pero, eso se va a disipar porque ya no hay pago por comisión”, dijo la ministra.

Para la experta en contrataciones públicas y árbitro en la especialidad, Cecilia Ruiz Morales, la negociación del Mincul no fue una decisión adecuada debido a que no cubre una necesidad pública. Indicó, además, que ya existen actualmente plataformas virtuales globales como Civitatis, entre otras, que brindan el servicio de la compra de boletos e incluyen paquetes turísticos sin que le cueste al Estado.

“¿Fue necesario o no contratar a la empresa? ¿Es una necesidad pública que se tenga que contratar a Joinnus? No. Es ilegal porque el principio del uso del recurso público se da cuando existe una necesidad, pero acá no se está garantizando la eficiencia del recurso público. Ante una no necesidad pública se está contratando algo que no es necesario. No hay ninguna justificación”, opinó.

Presentan interpelación

La congresista Cusqueña Ruth Luque informó que con el apoyo de otros parlamentarios ha presentado una moción de interpelación contra la ministra de Cultura, Leslie Urteaga, por las decisiones que ha tomado en el caso de Joinnus.

En entrevista con Réplica, Luque sostuvo que el ministerio de Cultura cometió varias irregularidades en el proceso, pues primero emitió una orden de servicios general, después hizo una adenda a esa orden en la que incluyó a Machu Picchu y Quelap, pero como esa adenda para la venta de las entradas no tenia soporte legal, más de un mes después, el 30 de diciembre del año pasado, publicó una resolución en la que autoriza es venta de manera privada.

La protesta y las sospechas de irregularidades afectan directamente la gestión del turismo en el principal atractivo que tiene el Perú y que significa ingresos valiosos para el país en plena crisis económica.

Únete a nuestro canal de WhatsApp:

Epicentro TV
WhatsApp Channel Invite
Compartir