Fiscalía de Lavado de Activos tiene claro cómo habría operado la presunta organización criminal dedicada al fraude y el blanqueo de dinero alrededor de la Universidad Alas Peruanas y de las empresas creadas por los hermanos y ex congresistas Joaquín y Osías Ramírez y de qué manera las operaciones vincularían al partido Fuerza Popular y a su lideresa Keiko Fujimori.*

La madrugada de este martes, agentes de la Dirección de Lavado de Activos (Dirila) de la Policía Nacional y Fiscales de la Unidad de Lavados de Activos allanaron e incautaron 171 bienes inmuebles y 111 autos y aeronaves pertenecientes a la Universidad Alas Peruanas, el ex secretario general de Fuerza Popular y hoy alcalde de Cajamarca Joaquín Ramírez, 13 de sus familiares y empresas vinculadas con una presunta organización criminal. El cuarto juzgado de investigación preparatoria autorizó los allanamientos y también la ocupación de 45 bienes adicionales que están bajo sospecha de pertenecer a la presunta organización criminal pero que por ahora no procede la incautación, mientras se establece su real origen.

El megaoperativo se realizó en varias regiones del país, incluida Ica, donde los efectivos incautaron siete avionetas en el aeródromo de Las Dunas. Inicialmente se informó que eran de propiedad de Joaquín Ramírez, pero esto fue desmentido por la Escuela de Aviación Civil Jorge Chavez en un comunicado difundido en las redes sociales de Joaquín Ramírez.

Comunicado de la Escuela de Aviación Civil Jorge Chávez
Comunicado de la Escuela de Aviación Civil Jorge Chávez

Los operativos autorizados por el juez se han cumplido en desarrollo de la investigación por el presunto delito de lavado de activos y organización criminal.

La Fiscalía hace referencia a un informe pericial contable que establece que el monto del lavado de activos a través de empresas fachada vinculadas con la Universidad Alas Peruanas y Joaquín Ramírez es de U$183 millones 66 mil 941.

La Fiscalía presentó el organigrama de la presunta organización criminal, que incluye un brazo político, un brazo comercial y un brazo dirigencial. El brazo político, según la Fiscalía, estaría integrado por el partido Fuerza Popular, su lideresa Keiko Fujimori y su ex asesor Pier Figari y tendría la misión de “captar fondos ilícitos para obtener poder político y así blindar a la organización criminal”. Específicamente, la Fiscalía sostiene que el brazo político “habría otorgado un blindaje político a través del impedimento de propuestas legislativas que creen instituciones que supervisen a las cooperativas y a las universidades de forma que la organización criminal pueda seguir subsistiendo como tal”.

El brazo comercial de esta organización criminal, según la Fiscalía, estaría encabezado por Joaquín Ramírez Gamarra, su hermano Osías, su esposa Rosa Amparo Castañeda Cubas, sus primos Maribel Lucrecia y Nancy Lizbeth Ramírez Gallegos y otros parientes y socios. Su función, según la Fiscalía, era “instrumentalizar empresas de fachada para obtener ganancias ilícitas”.

El brazo dirigencial, vinculado con la Universidad Alas Peruanas, estaba conformado según la Fiscalía por las hermanas Maribel y Nancy Ramírez Gallegos, hijas de Fidel Ramírez, fallecido tío de Joaquín y Osías Ramirez Gamarra. La función del brazo dirigencial era “instrumentalizar" a la UAP para la comisión de actos fraudulentos, sostiene el Ministerio Público.

El lavado

El Ministerio Público le atribuye a Joaquín Ramírez cuatro grandes cargos de lavado de activos: el primero es la “conversión del dinero maculado mediante aportes al capital social de las 22 personas jurídicas que constituyó”, entre ellas constructoras, empresas importadoras, tecnológicas y otras. El segundo acto de lavado es, según la fiscalía, la transferencia de dinero blanqueado entre empresas fachada. El tercer acto en la cadena del lavado es, según los investigadores, la realización de actos de conversión mediante la apertura de cuentas bancarias a nombre de terceros entre julio de 2004 y marzo de 2018. El Ministerio Público sostiene que Ramírez hizo actos de conversión mediante la compra de 22 bienes inmuebles y 2 bienes muebles entre 2002 y 2017, “siendo que el procesado no podía contar con los suficientes recursos debido a sus incipientes ingresos lícitos y el monto adquirido (fundamento que justifica la incautación ya que se trata entonces de bienes maculados)”. Cuando se conoció del inicio de las investigaciones contra Joaquín Ramírez, él sostuvo que su dinero era producto del trabajo duro, pues había sido cobrador de combi y se levantaba a las 5 de la mañana a trabajar.

La Fiscalía sostiene que Ramírez “antes de tener vinculaciones con la Universidad Alas Peruanas, se desempeñó en diversos oficios como repartidor de alimentos en Ventanilla, ayudante de construcción civil, cobrador de micros, ayudante de distribución de cerveza y chofer de micro cuando obtuvo su licencia, y el período en que ejecutó estos oficios fue entre 1987-1994”.

El monto del lavado se encuentra en un informe pericial contable que la Fiscalía adjunta a la solicitud de allanamientos e incautaciones de bienes: U$183.066.941. “En ese orden de ideas -dice el documento del juzgado- se tienen elementos de convicción que acreditan justamente el origen ilícito imputado y por tanto la calidad de bienes maculados que ostenta el patrimonio del imputado” Joaquín Ramírez.

La familia Ramírez

El Ministerio Público sostiene que el líder original de la presunta organización criminal fue Fidel Ramírez Prado, el fallecido tío de Joaquín y Osías Ramírez cuyo plan delictivo “consistía en la constitución de personas jurídicas para que tengan vinculación con la Universidad Alas Peruanas SAC, de forma que puedan generarse contratos donde de forma fraudulenta se desvíe el patrimonio de la Cooperativa”. La investigación ha establecido que para ese fin contaron con la participación de Rosa Amparo Castañeda Cubas, entonces esposa de Joaquín Ramírez, y a quien también le atribuyen cargos de lavado de dinero y fraude. La incautación de sus bienes se justifica en el hecho de que entre los años 2020 y 2022 la ahora ex esposa de Joaquín Ramírez ha transferido 5 de sus bienes a terceros, lo cual constituye peligro inminente sobre los demás bienes.

En el caso del también ex congresista Osías Ramírez las investigaciones muestran movimientos que la Fiscalía considera como típicos de actuaciones de lavado y conversión. El Ministerio Público se refiere a “actos de transferencia” entre empresas de los hermanos Joaquín y Osías Ramirez. En la página 164 de la resolución judicial se lee:

“… el ejercicio fiscal del año 2005 al 2013 de la empresa COGECO SAC cuyo titular es Osías Ramírez Gamarra donde se demuestra que el ingreso de su hermano Reber Joaquín Ramírez Gamarra a través de su empresa Capricornio Import SAC hizo que se aumente de forma vertiginosa en el 2005 con S/ 9,435 soles luego al 2006 con S/ 176,086 soles y sucedidamente en 2013 llegó al monto de S/ 34´848,358.82 soles”

A las hermanas Nancy y Maribel Ramírez Gallegos, hijas de Fidel Ramírez, la Fiscalía les atribuye operaciones similares con empresas fachada vinculadas a la Universidad Alas Peruanas y administración fraudulenta de la empresa.

Triangulación para Fuerza Popular

El Ministerio Público rastreó una operación que reforzó sus sospechas sobre la vinculación de las operaciones de lavado con el partido Fuerza Popular. El documento del juzgado señala que otro de los investigados, identificado como Edmond Jordan Montes, creó varias empresas entre ellas Mondreu SAC e Inversiones Hanami SAC con el objeto de ser utilizadas para la compra de bienes inmuebles. Después, vendió Mondreu a su socio Joaquín Ramírez y a la empresa Capricornio de propiedad de este último y movieron el dinero para adquirir una propiedad que luego fue cedida en uso al partido político Fuerza Popular. “El motivo por el cual -dice el documento- se diversificó la ruta del dinero de forma tan compleja fue debido a que las propiedades de esta empresa estarían directamente relacionadas con el brazo político conformado por Keiko Sofía Fujimori Higuchi y Pier Paolo Figari Mendoza. Con la venta de la empresa, siguió la adquisición del bien ubicado en la Avenida Arequipa cuadra 40 del Distrito de Miraflores que posteriormente Reber Joaquín Ramírez Gamarra cedería en uso al partido político Fuerza Popular”.

Esta operación no fue la única que encontraron los investigadores: “existe esta situación en la adquisición del bien ubicado en “La Quebrada” por parte del imputado (Edmond Jordan) a favor de la coimputada Keiko Sofía Fujimori Higuchi. (...) Configurado como una tipología de “adquisición fraudulenta de bienes”. Este acto de lavado reviste de indicios que permiten inferir que se tuvo como objeto el transferir el dinero maculado conseguido de los actos de fraude a Keiko Sofía Fujimori Higuchi a través de una venta sobrevaluada”. En este caso la Fiscalía concluye que Keiko Fujimori compró ese bien por U$ 144 mil y luego lo cedió en posesión a favor de Edmond Jordan por U$201 mil “por lo cual la imputada ha reconocido que obtuvo una ganancia de U$ 80 mil proveniente de los actos fraudulentos antes inculpados al imputado”.

Este bien comprado por Keiko Fujimori y su entonces esposo Mark Vito Villanella a través de Menorca Inversiones SAC que figura a nombre de Edmond Jordán también está incluido en la lista de los bienes ocupados por la Policía y la Fiscalía la mañana de este martes.

*Este artículo ha sido editado y actualizado con precisiones producto de nuevas informaciones que han surgido sobre este caso.

Compartir