El pleno del Congreso aprobó hace algunos días la conformación de una comisión multipartidaria para investigar las reuniones que tuvo el presidente Pedro Castillo entre el 28 de julio y el 1 de agosto, antes de que, ante la presión de la opinión pública, decidiera al fin despachar desde Palacio de Gobierno.

¡Cuánta transparencia! Lo que llama la atención es que ahora la Contraloría ha emitido una Orientación de Oficio al Congreso de la Republica porque no registran las visitas en el Registro en Línea.

Cuando la Contraloría preguntó por dicho registro, le enviaron únicamente los ingresos de los trabajadores, pero la Contraloría pidió el registro de Seguridad y ahí saltó la inconsistencia. Por eso les llama la atención para que registren sus visitas como ordena la Ley.

¡Es tan fácil ver la paja en el ojo ajeno y tan difícil ver la viga en el ojo propio!