El otrora fiscal de la Nación, Pedro Chavarry ha sido condenado a cuatro años de prisión suspendida y al pago de una reparación civil de cien mil soles por haber sido encontrado culpable de entorpecer la investigación en el caso Odebrecht para favorecer al partido Fuerza Popular y su lideresa Keiko Fujimori.

El juez Hugo Nuñéz Julca, titular del Jugado Supremo de Investigación Preparatoria, puso como evidencia las conversaciones del chat ‘La Botica’ de los legisladores fujimoristas donde, según la justicia, se muestran coordinaciones para librar a Fujimori de sus acusaciones por haber recibido dinero de la brasileña.

A la edad de 67 años y tras casi tres décadas de haber recibido una medalla como representante del Ministerio Público, la carrera de Pedro Chavarry, uno de los altos funcionarios públicos más conocidos en ser perseguido por su propia institución, ha llegado a su fin.

Analizamos por qué es importante esta resolución junto al excongresista, Gino Costa. Mira aquí la entrevista.