Para contrarrestar la ola de críticas provocada por la decisión de suspender las investigaciones contra el presidente Pedro Castillo Terrones, el Ministerio Público ofreció hoy una conferencia de prensa en su sede de la Av. Abancay.

Ayer, la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, abrió investigación preliminar al mandatario por la presunta comisión de los delitos contra la administración pública (tráfico de influencias agravado, en calidad de autor) y colusión (en calidad de partícipe), en agravio del Estado. El fiscal superior Ramiro González detalló cuáles son los indicios que vinculan al presidente con la presunta comisión de delitos en los casos Puente Tarata III, Biodiesel y el llamado caso ascensos.

El fiscal superior también afirmó que el presidente no puede ser incluido en las investigaciones mientras esté en el cargo en aplicación del artículo 117 de la Constitución Política del Perú, que dice  que “El Presidente de la República sólo puede ser acusado, durante su período, por traición a la patria; por impedir las elecciones presidenciales, parlamentarias, regionales o municipales; por disolver el Congreso, salvo en los casos previstos en el artículo 134 de la Constitución, y por impedir su reunión o funcionamiento, o los del Jurado Nacional de Elecciones y otros organismos del sistema electoral.”

El fiscal Gonzáles aclaró que esta no es la primera vez que el Ministerio Público abre investigación contra un presidente en funciones e inmediatamente después ordena la suspensión de la investigación hasta que termine su mandato. En octubre del 2020, la fiscal de la Nación abrió investigación al presidente Martin Vizcarra por el caso Richard Swing e inmediatamente después ordenó la suspensión de la investigación hasta que terminara su mandato. Cuando Vizcarra fue vacado en noviembre del 2020 fue comprendido en la investigación y el 20 de mayo del 2021, Zoraida Ávalos presentó una denuncia en su contra por los presuntos delitos de tráfico de influencias agravado (autor), peculado doloso por apropiación para tercero (instigador), negociación incompatible y obstrucción a la justicia.

Es importante resaltar que las investigaciones y pesquisas por los casos en los que el presidente Castillo está presuntamente involucrado seguirán su curso en las fiscalías provinciales correspondientes y que el mandatario sólo podrá ser incluido una vez que haya concluido su mandato; una fecha de difícil pronóstico considerando lo sucedido durante los últimos cinco años.