El Poder Ejecutivo ha enviado un proyecto de ley al Congreso que plantea que las acusaciones que formule la Fiscalía de la Nación contra altas autoridades por delitos en el ejercicio de funciones, en lugar de ser evaluadas por la Comisión Permanente del Congreso, pasen a la Corte Suprema, quitándole esa competencia al Legislativo y trasladándosela al Poder Judicial. Entérate de todos los detalles en este análisis de David Gómez-Fernandini y Observatorio Legal.