Una denuncia por presunto acoso sexual y laboral ha remecido el piso 12 del Ministerio de Educación, en donde despachan el ministro de Educación, Juan Cadillo León, y sus colaboradores más cercanos, y ha generado la renuncia del acusado, el hasta ayer jefe del Gabinete de Asesores del Ministerio de Educación, Carlos Martín Arámbulo Quiroz, quien había sido designado en ese cargo por el propio Cadillo. Arámbulo niega las imputaciones en su contra, señala que nunca ha tenido ese tipo de problemas y que se somete a las investigaciones (ver video de entrevista).

La trabajadora del Minedu denunció dos días atrás a Carlos Arámbulo por presunto acoso laboral y sexual. Hoy, el ministerio emitió un comunicado confirmando los hechos y señalando que apenas conoció los cargos contra el excolaborador del ministro, le pidió su inmediata renuncia. El exjefe del Gabinete de Asesores le dijo a Epicentro TV que fue él quien puso su cargo a disposición.

La resolución ministerial de aceptación de la renuncia, firmada el miércoles por el ministro Juan Cadillo, le dio al exjefe del Gabinete de Asesores “las gracias por los servicios prestados”.

Arámbulo fue nombrado jefe del Gabinete de Asesores por el ministro Cadillo el 1 de agosto pasado. ahora, tras la denuncia, su caso ha sido derivado a la Secretaría Técnica de los Órganos Instructores de Procedimiento Administrativo Disciplinario, tal como lo establece la Ley Nº 27942, de Prevención y Sanción del Hostigamiento Sexual.

Según la denuncia de la trabajadora –a la que Epicentro TV accedió– Arámbulo Quiroz se habría dirigido a la trabajadora “de manera prepotente en varias ocasiones”, alegando contar con “la investidura y confianza del ministro de Educación”.

De acuerdo a la narración, el 13 de setiembre la funcionaria recibió una propuesta para trabajar en el Viceministerio de Gestión Pedagógica, pero que, al enterarse el exjefe del Gabinete de Asesores, habría dado inicio a otro tipo de acoso: “me indicó que no quería que me vaya, que no me dejaría ir porque le importaba mucho, abordándome constantemente durante mi tránsito hacia el piso 12 durante (y) posterior a una reunión de trabajo”.

“Luego de este incómodo hecho –prosigue la denunciante– me dispuse servirme un café en la cocina del despacho y donde el señor Arámbulo se volvió a acercar, tocando nuevamente el tema que no me vaya porque, según él, ‘alumbraba su oficina’, y me decía que vayamos a hablar. Ante mi evasión, me cogió la mano para llevarme a su oficina, la cual solté y le dije que no, e inmediatamente me impidió el paso y me dijo que hablara con él porque yo le importaba y me quería cerca de él”.

La denuncia prosigue acusando a Arámbulo de haberle insistido para que no se fuera a trabajar al despacho del Viceministerio de Gestión Pedagógica, pues esa “era una decisión que no me correspondía, porque todas las decisiones las tomaba él con el ministro (Juan Cadillo), y si yo decidía irme al Viceministerio, el ministro (Cadillo) se podía molestar y que ‘está duro conseguir trabajo’”.

Al día siguiente, de acuerdo con el relato, Arámbulo le encargó “tareas menores” que no correspondían al cargo y a las funciones de la denunciante, y en el Viceministerio de Gestión Pedagógica, el denunciado le habría levantado la voz “de manera irrespetuosa, delante de terceros”.

A través de la Oficina de Prensa del Ministerio de Educación Epicentro Tv solicitó el pronunciamiento de alguna autoridad, pero únicamente nos fue remitido el comunicado. Al cierre de la tarde, Carlos Arámbulo se comunicó con este medio y dijo que fue él quien puso su cargo a disposición frente al ministro Cadillo.