Palacio está en nivel de combustión por culpa de PetroPerú. Dos ministros están enfrentados por la continuidad del gerente general Hugo Chávez y por el descalabro económico de la empresa. Pedro Castillo tiene que tomar decisiones y ya sabemos que esa no es su principal virtud. 4 mil 300 millones de dólares están en juego.

La situación de PetroPerú es tan crítica que podría ocasionar la salida del Ministro de Economía y Finanzas,Oscar Graham, y de la Viceministra de Hacienda, Betty Sotelo. Fuentes de Epicentro.TV confirman que en el Ministerio de Economía y Finanzas le han exigido al presidente Pedro Castillo que le retire la confianza al gerente general de PetroPerú Hugo Chavez.

El tema ocupó buena parte de la agenda del presidente la mañana de este sábado. A las 7, Castillo recibió en su despacho al ministro de Economía y Finanzas Oscar Graham. La reunión duró una hora. Por una puerta salió Graham y por la otra ingresaron tres funcionarios del Ministerio de Energía y Minas, acompañados por el propio gerente general de PetroPerú,  Hugo Chávez y el gerente corporativo de Finanzas. Esa reunión duró menos de media hora. Luego de escuchar las posiciones enfrentadas, cuyos detalles les contaremos enseguida, Castillo fue lleno de Energía, a tomarle juramento al nuevo ministro de Justicia, Felix Inocente Chero Medina. Y como si no tuviera suficientes problemas, después de poner un nuevo fajín, tuvo una reunión de mas de dos horas con su abogado Eduardo Pachas.

MEF vs MINEM

La situación de PetroPerú que no tiene ni estados financieros auditados, ni auditora contratada, ni grado de inversión, tiene de cabeza al MEF, pues existe la posibilidad de que se desencadene el pedido de devolución anticipado de los 4,300 millones de dólares de los bonos y el crédito sindicado. Esta es una situación que puede comprometer las arcas del Estado e incluso el valor de los bonos soberanos. El jueves, el MEF emitió un comunicado que expone los acuerdos logrados en la Junta General de Accionistas, en el sentido de manifestar su preocupación por la situación financiera de la empresa y exigir la entrega de la documentación sobre la auditoria de los estados financieros. El comunicado es contundente en afirmar que el ministro y la viceministra “no han expresado respaldo al directorio o a la administración de PetroPerú, exhortando una vez mas a que las decisiones que se adopten sean en defensa de los intereses del país”.

Un dia después, el viernes, llegó la arremetida del Ministerio de Energía y Minas. El ministro Carlos Palacios Pérez envió una comunicación al presidente del Directorio de PetroPerú, Mario Candelario Contreras Ibárcena, en la que le pide que convoque una nueva Junta General de Accionistas para tratar dos puntos: el primero, “la aprobación de respaldo absoluto a favor de PETROPERU S.A. Por parte del Ministerio de Economía y Finanzas, frente a la crisis que viene atravesando a consecuencia de la demora generada por la Contraloria General de la Republica respecto a la auditoria de los estados financieros del año 2021, solicitada desde el mes de julio de 2021”. Para que quede claro, lo que pretendía el ministro de Energía y Minas era forzar a su colega del Ministerio de Economía y Finanzas a respaldar al señor Hugo Chavez atribuyéndole a la Contraloría la responsabilidad de la catastrófica situación de la empresa por la falta de los estados financieros auditados.

La Contraloría ya ha dejado claro que PetroPerú es el único responsable de que no tengan estados financieros auditados puesto que desde el 6 de enero autorizó a pedido expreso de la empresa la firma de la renovación del contrato con la consultora internacional Price Waterhousepero esta contratación no se materializó porque PetroPerúcambió las condiciones y los plazos para la auditora. Price ha hecho saber que, entre otras cosas, PetroPerú exigía unas condiciones de confidencialidad inaceptables.

Cuando el MEF fue informado de este pedido de MINEM para que se llevara a cabo este sábado la nueva junta de accionistas, envió una nueva carta al presidente del Directorio Mario Contreras Ibarcena en la que explica las razones por las que considera que la convocatoria no es valida y que por tal motivo los representantes del ministerio no asistirían a la mencionada junta.

Dicen el ministro Graham y la viceministra Sotelo que “no ha existido coordinación previa ni mucho menos consenso alguno sobre el punto 1 de la agenda”, es decir sobre el respaldo absoluto a la administración actual de PetroPerú.

Esta controversia, digna de llamarse como la clásica película Kramer vs Kramer, tiene unos protagonistas singulares: de un lado, Graham, un ministro de Economía técnico, con trayectoria y sin muñeca política, y del otro, Palacios, un ministro de Energia y Minas que es delfín de Vladimir Cerrón. La manzana de la discordia es el gerente Hugo Chavez quien ha admitido que fue suficiente un PDF de tres paginas para convencer al presidente Pedro Castillo de que el era el mas adecuado para conducir los destinos de PetroPerú. Además, Chavez se ufana de su cercanía con el Presidente y de su cargo inamovible mientras Castillo siga en Palacio.

El sábado en la mañana, en el escritorio del presidente quedaron los argumentos de unos y otros. Ahora tiene que decidir. No hay términos medios: o avala a Hugo Chavez y al ministro de Energia y Minas, con lo cual podría quedarse sin ministro de Economía y sin viceministra de Hacienda, o, fiel a su estilo, mantiene la crisis a ver si el problema se resuelve solo.