Cada cierto tiempo aparecen videos de ciudadanos faltando el respeto a la autoridad, con insultos y amenazas inaceptables. Policías o serenos que se ven inmersos en reacciones racistas y clasistas por parte de infractores de la ley que aún mantienen incólumes sus prejuicios y una preocupante estructura de castas sociales en pleno siglo XXI.

Por otra parte, el reciente proceso electoral presidencial nos enrostró también este racismo y clasismo tan presente en los sectores poblacionales más favorecidos. El gran problema, dice el psicoanalista Jorge Bruce, autor de libros sobre este tema, como "Nos habíamos choleado tanto", es que la actual gestión de Pedro Castillo está perdiendo una oportunidad histórica de romper con esas taras  y estamos corriendo el riesgo de que, más bien, salgan fortalecidas en desmedro de la sociedad en su conjunto.

No se pierda esta interesante entrevista en la que analizamos las causas y consecuencias de esta mentalidad colonial aún vigente en el bicentenario de nuestra independencia.