Los nuevos cuadros ministeriales del presidente Pedro Castillo reivindican la violencia machista y el conservadurismo más duro y recalcitrante. No solo por la designación de la nueva ministra de la Mujer que se opone a una educación con enfoque de género. Se ha dado a conocer que el jefe del Gabinete, Héctor Valer fue denunciado de agresión por su difunta esposa e hija. En conferencia de prensa para los medios, negó todo. Sostuvo que lo que hizo fue "llamar la atención a su hija".

Héctor Valer toma juramento como nuevo jefe del Gabinete de Pedro Castillo. (Vía: Andina)

"Era una muchacha en pleno estudio de medicina. Tenía que alcanzar sus metas y no lo estaba haciendo", dijo. Acto seguido exhibió las fotos y mensajes de su hija en redes sociales. "En estos mensajes dice 'Te amo, papi'", en un claro caso de revictimización de la víctima que ha sufrido violencia.

Al ser interrogado por este tema, el ministro de Defensa, José Gavidia, sostuvo que aquello se trataba de un “tema personal”; y posteriormente salió a la luz que él mismo también presentaba una denuncia en su contra por violencia psicológica.


Según el expediente policial, el pasado 22 de octubre del 2016, la hija del hoy premier, Catherine Urselia Valer Montoya llegó a las 2 de la mañana hasta la comisaría de San Borja para denunciar que su padre, Héctor Valer “le propinó bofetadas, puñetes, patadas en el rostro y diferentes partes del cuerpo”. Los hechos, señala el parte de la comisaría, ocurrieron en el domicilio familiar ubicado en la calle Heinrich Hertz del distrito.


Eso no es todo. Su entonces esposa Ana María Montoya Leo, quien falleció en 2021 también lo acusó de abuso y agresión. “Se presentó la denunciante manifestando que Héctor Valer Pinto, le propinó un puñete en el rostro y un empujón contra el suelo”, explica el parte policial. Los vecinos de Valer tampoco hablan muy bien de él. “Es un tipo totalmente conflictivo, ‘pegalón’”, le dijo una mujer a RPP Noticias.

Sobre la nueva ministra de la Mujer, Katy Ugarte, también pesan acontecimientos pasados. El 26 de abril del último año, cuando ya era virtual congresista de la República por el partido de Perú Libre, fue interrogada respecto a cuál era su postura sobre la implementación del enfoque de género en la curricular escolar.

“Yo soy maestra. No estoy de acuerdo con les digan a los niños que son iguales que las mujercitas o que se pueden vestir igual. Yo creo que acá, tanto el niño como la niña tienen el sexo como tal.  Dios creo al hombre y a la mujer. El núcleo familiar no se debe perder desde ese punto de vista”, le dijo al periodista Jaime Chincha.


Estas declaraciones no han caído nada bien en los colectivos de ciudadanos y ciudadanas progresistas. Cuestionan si Ugarte es realmente consciente de cuál es el rol del ministerio que ahora lidera.

“El ministerio de la Mujer es la instancia encargada del Ejecutivo de cumplir con el compromiso de transversalización de las políticas de género”, dice Susana Chávez, directora de Promsex.  “Y colocan justamente a una persona que desconoce esa obligación. Es casi como poner a un ministro de Justicia que no cree en la justicia”.

Estos nuevos nombramientos se contradicen mucho a la pasada designación de la socióloga feminista Anahí Durand como titular de la cartera del ministerio de la Mujer. La agenda de género es un tema que el presidente Pedro Castillo no considera relevante, opina Marlene Molero, fundadora de Gender Lab.

“El presidente persiste en designar a ministros con ese tipo de acusaciones. Colocó a Anahí Durand porque pareciera ser que en ese momento la línea de esta ministra pertenecía al enfoque conservador que sostenía desde que era candidato. Pero, como política de Estado nos muestra un panorama errático, sin norte, sin postura”, dice.



En 2019, el Estado peruano publicó la Política Nacional de Igualdad de Género para combatir la discriminación, la violencia y los estereotipos sociales. Aunque con este gabinete, nos enfrentamos a un retroceso.

“Esto sí representa una amenaza para la continuidad de lo que significa el enfoque de género”, dice Carla Díaz, periodista de OJO Público. “A pesar de que hubo un proceso donde el Tribunal Constitucional (TC) estableció que esta política sea aplicada a todos los niveles del Estado, grupos conservadores ahora atentan contra este tipo de sentencias y antecedentes judiciales”.

Ese es el plan del congresista de Renovación Popular, Esdras Medina. A través del proyecto de Ley Nº904 promueve que los textos escolares sean evaluados por organizaciones de padres de familia con ideología religiosa conservadora.

“El problema llega cuando las personas que piensan de manera distinta tienen injerencia sobre políticas públicas”, dice Susana Chávez. “Hay que entender que en el país hay múltiples expresiones religiosas y habrá quienes se sientan felices de esa manera, pero, la voz del Estado tiene que regular para todos y todas”.

En un video publicado en redes sociales, el jefe del Gabinete, Valer, dice que ya es momento de “limpiar el estado de ideologías de género” y de paso exige que las vacunas puedan ser adquiridas por los privados. Sobre sus denuncias de violencia, asegura que no se había enterado de lo ocurrido. “Nunca fui notificado. Lamentablemente, mi esposa falleció hace tres meses. Niego completamente todo. Es falso”, le dijo a Rosa María Palacios.

Cambio de nombre para el Ministerio

Desde su creación, en 1996, el ministerio de la Mujer ha sufrido una serie de cambios. Al momento de su fundación, su nombre fue Ministerio de Promoción de la Mujer y del Desarrollo Humano (PROMUDEH). Luego, el 11 de julio del 2002, pasó a denominarse, Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (MINDES) y desde el 2012 hasta la actualidad, se conoce como Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMPV). Aunque ahora, esto también podría ser diferente.

El congresista oficialista, Américo Gonza Castillo planea que la institución se llame “Ministerio de la Familia y Poblaciones Vulnerables”, es decir, eliminar la palabra “mujer” de la denominación. Esto, con la finalidad, asegura, de contribuir “a la igualdad de trato, atención a la familia en su conjunto y a todo ciudadano que lo requiera, sin discriminación alguna”. La iniciativa ha sido respaldada por los parlamentarios Óscar Zea, Paul Gutiérrez, Kelly Portalatino, Wilson Quispe y Margot Palacios, integrantes de su mismo partido.

Proyecto De Ley Que Propone Cambiar El Nombre Del Ministerio de La Mujer by Epicentro TV on Scribd

“Es bastante agotador y lamentable que cada cierto tiempo, todo el proceso se retrotraiga para regresar a los inicios”, opina Diaz. “Es muy importante cómo se nombra el ministerio de la Mujer porque es el ente que ha institucionalizado todas las políticas de violencia contra las mujeres. No podemos ocuparnos de otros temas porque lo básico se ha cuestionado nuevamente. Y sin argumentos, solo con desinformación”.

Retroceder no es una opción, dice la abogada feminista, Josefina Miró Quesada Gayoso. “Ya no podemos tolerar ninguna forma de discriminación de género, ni las más sutiles. Tenemos que exigirle muchísimo más a este gobierno. Lo que vemos con este gabinete es que la conquista de derechos no es lineal. La pregunta es cómo hacer entender que todos salimos favorecidos si atendemos las necesidades del país con enfoque de género. El desafío es cultural”.

En las redes sociales del jefe del Gabinete, Héctor Valer hay imágenes que lo retratan como un personaje sumamente misógino y machista. Hizo un fotomontaje con el rostro de la excandidata presidencial, Verónica Mendoza, así lo reveló el periodista Marco Sifuentes en su programa, La Encerrona.

Fotomontaje de Verónika Mendoza publicado en las redes sociales de Héctor Valer. (Vía. Facebook)

Publicación hecha por Héctor Valer el 21 de junio del 2019. (Vía: Facebook)
Publicación hecha por Héctor Valer Pinto el pasado 7 de setiembre del 2014. (Foto: Facebook)

Además, también presenta denuncias cuentas impagas, multas de tránsito por no respetar las señales en la vía y por conducir manejando por teléfono.

La ministra de la Mujer, Katy Ugarte ha asegurado, a través de su cuenta de Twitter, que no dará paso atrás en los avances sobre la educación en igualdad de género, pero no se ha pronunciado sobre las acusaciones de violencia a dos miembros del gabinete que integra.

Colectivos ciudadanos y congresistas de tiendas políticas se han manifestado pidiendo la destitución inmediata del Gabinete del presidente Castillo.

No solo es este un ministerio al que no le importan los derechos de las mujeres, sino que atenta directamente contra la agenda feminista, sostienen.