Confirmada la salida del Canciller Héctor Béjar, tras la publicación de sus desafortunadas opiniones sobre la Marina de Guerra del Perú y Sendero Luminoso, todo indica que el presidente Castillo ha decidido ser cauto y hacer modificaciones en su gabinete.

El ministro de Defensa, Walter Ayala, no continuaría en el cargo. Quedó muy frágil por su falta de contundencia en la defensa de la marina ante el affaire Béjar.

Ahora ha resurgido un nombre que siempre sonó para ese ministerio. Es alguien que ya estuvo en la cartera: el ex jefe de Indeci, general, Jorge Luis Chavez Cresta. En esta situación, el jefe de Gabinete, Guido Bellido, queda alicaído.

En su cuenta de Twitter, Bellido vaticinó que habrá cambios.

Tal como están las cosas, él podría ser uno de ellos.  Todo ocurrirá pronto, pues el jueves 26 a las 9 a.m. el gabinete se presentará ante el Congreso para el pedido de confianza.