Maria Antonieta Alva, quien fuera la ministra de Economía más joven de la historia del Perú, conversó con EpicentroTV.
Desde Suiza, su base laboral en la que, a sus 36 años, es directora de proyectos de una consultora internacional, nos dio su punto de vista sobre la compleja situación política que atraviesa el país. Sostiene que la gestión de Pedro Castillo es lamentable, pero que aquello no significa que haya habido Fraude en las elecciones de junio, que son cosas muy distintas.
Tampoco, dice, se trata de un gobierno comunista, sino de corruptelas distintas a las de los gobiernos anteriores con entregas de puestos a personas mal calificadas Considera que el nombramiento de Héctor Valer, como jefe del tercer gabinete, es una afrenta para las mujeres peruanas, debido a las denuncias que existen en su contra por violencia familiar.

También se refiere al pésimo rol del congreso y cómo en los intereses particulares, como las contrarreformas en la educación (Sunedu), en el transporte o en el enfoque de igualdad de género, los extremos de unen en desmedro del interés colectivo. Califica al saliente ministro Pedro Francke con nota aprobatoria, que hizo lo que pudo. Dice estar tranquila con el nombramiento del nuevo ministro, Oscar Graham, a quién conoce desde hace mucho, pero que esta guerra política interminable impide el logro de consensos en las políticas públicas y pone en peligro la proyección del crecimiento del PBI.

Dice estar decepcionada de Vizcarra, aunque reconoce que la apoyó en la defensa de las políticas públicas ante el asedio del congreso con leyes populistas. “Esto no se trata de derechas o izquierdas, superemos ese debate que tanto polariza con descalificaciones mutuas permanentes, incesantes”, afirma. ¿Tan difícil es ponerse de acuerdo por el interés colectivo, por el bien común? Se pregunta