Hoy en Hablemos Perú, escuchas a una organización criminal develan cómo los policías vendían munición que luego usaron los delincuentes para atacar a manifestantes en las protestas de diciembre. En Ayacucho las familias siguen buscando justicia y el gobernador hace bromas con un sitio que trae dolorosos recuerdos. Y en Cusco, está no habido el suboficial señalado como responsable de la muerte de Rosalino Flores.

Hablemos Perú a las 6 de la tarde con Anuska Buenaluque.

Compartir