Chile vive las elecciones más polarizadas desde el retorno de la democracia en 1990. Este domingo se definirá quien será el sucesor de Sebastián Piñera.

En las últimas décadas, la economía chilena ha sido la que más ha crecido entre los países de la región, lo que ha permitido reducir significativamente la pobreza. Sin embargo, más del 30% de la población aún vive en situación de vulnerabilidad y la desigualdad sigue siendo elevada. Se ha gestado una desconexión entre partidos políticos y ciudadanía que ha exacerbado los polos y diluido la posibilidad de una oferta de centro.

En este reportaje, conversamos con expertos y ciudadanos sobre la realidad chilena y su evolución desde el retorno a la democracia. Quien gane la presidencia, no tendrá el camino fácil. Kast o Boric, deberá avanzar con un país fragmentado, una nueva constitución en proceso y una población harta de las élites y de las instituciones políticas.