EpiNews
1

AVÁNDARO: 45 Años Después

12 septiembre, 2016
225 Vistas
0 Comentarios
11 minutes read
AVÁNDARO: 45 Años Después

Este 11 y 12 de Septiembre se cumplen 45 años de el Festival de Rock y Ruedas Avándaro, festival que es el abuelo de todos los festivales de música nacionales. Así es como lo recordamos a casi medio siglo de su creación.

Era el año 1971; el PRI era el poder autoritario de la política en México, Luis Echeverría Álvarez era el presidente del país que se proyectaba como una nación moderna después de dos eventos masivos a nivel mundial (las Olimpiadas de Verano de 1968 y el Mundial México 1970). Igualmente se desarrollaban actos de censura contra bandas y conjuntos artísticos, así como deportaciones de actores extranjeros y las muy lamentables represiones de movimientos estudiantiles como el Halconazo y la triste masacre de “Tlatelolco”. Los hippies mexicanos (llamados “jipitecas” por el sacerdote católico Enrique Marroquín) se unían para formar un movimiento multidisciplinario conocido como La Onda, quienes no apoyaban un levantamiento armado contra el PRI pero si buscaban un cambio radical en el sistema político del país. Como marco histórico local, en febrero de 1971 en nuestra ciudad de Monterrey, cuando el gobernador del estado de Nuevo León era Eduardo Elizondo, un grupo artístico llamado Conjunto Sierra Madre y el colectivo Monterrey Light & Show intentaron ofrecer un concierto de 3 noches dentro de el Palacio de Gobierno Estatal. Tan solo a las pocas horas de haber iniciado el evento, llamado Concierto Blanco, estalló en violencia con serios costos políticos y sociales. Además de las Olimpiadas y el Mundial, estas desgracias también existían.

avandaro-6

Inspirados por los festivales que estaban sucediendo alrededor del mundo (Isle Of Wight, Festival Buenos Aires Rock, Monterrey Pop y el legendario Woodstock), los “jipitecas” comenzaban a hablar sobre un nuevo evento masivo dirigido a jóvenes y para dar espacio al rock nacional. Siguiendo de cerca la línea de lo que fue Woodstock, nace el Festival de Rock & Ruedas Avándaro. El equipo de “jipitecas” que hizo realidad el evento, con el apoyo de la Promotora Go S.A. y la marca Coca-Cola, estaba conformado por Luis de Llano Macedo (en su momento productor de Telesistema Mexicano, compañía que transmitió el evento por televisión nacional), Jaime Almeida, los hermanos Eduardo y Alfonso López Negrete (empresarios de la Promotora Go S.A.) y Justino Compeán Palacios (ejecutivo de Coca-Cola y promotor deportivo).

Decidieron invitar a las personas en una manera muy libre al evento, costando $25 pesos la entrada. Originalmente el festival iba a ser una carrera de autos con música en vivo pero fue tanta la gente que comenzó a llegar que se tuvo que suspender la carrera ya que se invadieron las pistas por donde circularían los autos. Esperaban tener 25,000 personas para el evento. Se han llegado a hablar de numero que sobrepasan los 200,000 mil asistentes e incluso que llegaron hasta los 500,000 asistentes, cosa que es muy improbable. Lo que sabemos es que definitivamente se rebasó toda expectativa y llegó a haber cerca de 200,000 personas en el evento, esto gracias a la fuerte promoción que tuvo en radio y televisión así como el apoyo incondicional del periodista Jacobo Zabludovsky, quien tuvo que salir en su propia defensa después de críticas de distintos sectores sociales.

avandaro-7

Una anécdota de lo sucedido es aquella de Javier Bátiz, artista que fue invitado a formar parte del elenco quien al principio declinó la oferta y después al enterarse de la cantidad de gente que asistió al evento, intento llegar al mismo para presentarse pero sin éxito ya que la carretera a Avándaro se vio bloqueada y detenida por la cantidad de gente que intentaba llegar al festival.

avandaro-2

Fueron doce las bandas que protagonizaron las actuaciones en el escenario; Los Dug Dug’s, El Epilogo, La División del Norte, Tequila, Peace and Love, El Ritual, Bandido, Los Yaki con Mayita Campos, Tinta Blanca, El Amor y para finalizar el evento Three Souls In My Mind (que daría paso en el futuro a la banda El Tri).

Como un dato importante, el evento se trasmitía de manera en vivo y en directo pero se cortaba cada vez que mencionaban la palabra “marihuana” o frases como “tenemos el poder”. A veces se nos olvida que apenas hace 45 años había una censura bestial en nuestro país en radio y televisión, así como en eventos públicos, arte e incluso en caricaturas y medios de comunicación masivos. Diputados y senadores hablaron pestes sobre el festival de Avándaro, incluso Mario Moya Palencia, secretario de gobernación, intento que se bajara la trasmisión del evento por televisión. Aún así, el evento se llevó a cabo y el organizador del evento Eduardo López Negrete negoció con el alcalde de Valle de Bravo, Juan Montes de Oca Loza que no se venderían licores, la cerveza únicamente sería vendida acompañada de alimento y se instalarían retretes móviles.

avandaro-5

El evento definitivamente tuvo sus por menores, como mala organización, hubo mucho lodo y lluvia y problemas técnicos en el escenario, cosa que provocó la suspensión de la presentación de Three Souls In My Mind a tan solo una hora de haber comenzado. Pero a pesar de todos los pequeños baches que se encontraron en el camino, el evento ofreció un espacio a las bandas de rock nacional y abrió un camino para todos los artistas y jóvenes estudiantes para que tuvieran más eventos y espacios en los que pudieran expresarse con libertad y juntos tener una identidad y ser parte de algo; un espacio y tiempo en donde el amor y la comunión en paz era el fin común.

Sin duda, Avándaro fue el evento que abrió espacio para grandes festivales de hoy en día como lo es el Vive Latino y muchos otros eventos al aire libre en donde los jóvenes pueden disfrutar, expresarse y sentirse parte de algo más grande con lo que comparten ideologías. Gracias a Avándaro existe ahora un gran apoyo a las bandas y artistas del rock nacional, existen foros en donde se presentan desde pequeñas bandas independientes hasta grandes presentaciones de artistas extranjeros. Sin Avándaro, no se habrían derrocado las fuertes censuras que había en nuestro país, no se habría abierto un camino a nuevos empresarios y promotores de eventos, así como a la inversión económica de marcas de nivel mundial en nuestro país para eventos dirigidos a los jóvenes y estudiantes. Abrió paso al turismo festivalero así como crear nuevas fuentes de ingresos y trabajos para los ciudadanos.

avandaro-3

Todo lo que sucede ahora en la escena del rock nacional y festivales musicales, se debe a que un grupo de “jipitecas” tuvo la iniciativa de crear un espacio en el tiempo dedicado a la juventud, el amor, la paz y la libertad de expresión, un derecho constitucional que en aquellos momentos no se gozaba con amplitud. Fue gracias a que Luis de Llano Macedo, Jaime Almeida, los hermanos Eduardo y Alfonso López Negrete y Justino Compeán Palacios pusieron su enorme grano de arena, a pesar de que posterior al evento fueron criticados socialmente, aterrorizados y perseguidos políticamente, fueron atacados así como a todos los reporteros y medios de comunicación que apoyaron Avándaro, incluso algunos fueron suspendidos sin goce de sueldo. Pusieron sus vidas en peligro para poder ofrecer este espacio, aún sin saber todo lo que causaría a futuro, los grandes cambios y nuevas oportunidades a las que abrieron el paso. No lo hicieron por intereses personales ni económicos; lo hicieron por pasión y por compromiso a sus propios amigos, hermanos y demás jóvenes mexicanos que buscaban simplemente ser escuchados y tomados en cuenta. Esa fue la magia de Avándaro; la pasión con la que se creó.

¡Apoyemos y colaboremos con la cultura musical para tener más y mejores eventos cada año!

avandaro-4
avandaro-8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *