Principal
Like

“Otra historia” con Insite

11 agosto, 2015
151 Vistas
0 Comentarios
5 minutes read
“Otra historia” con Insite

Viernes 7 de agosto, un día ordinario para cualquier persona, excepto para quienes cumplen años, un aniversario importante, o para quienes teníamos una cita con Insite, esa noche, en el Café Iguana.

Desde temprano fui recargando baterías, estaba dispuesta a disfrutar, estaba ansiosa por sentir cada canción, por entonar cada palabra y adherir a mi ser cada melodía.

Llegué al Café Iguana con una sonrisa de oreja a oreja. ¡Era impresionante ver tantos rostros conocidos! Tantas caras me eran familiares de aquellos conciertos, que hace años, la banda empezó a dar en Monterrey. Unos se veían más afectados por la edad, y otros aún permanecían jóvenes. 

Mi primer concierto de Insite fue cuando yo estaba en la secundaria, no recuerdo el año, pero era en una especie de festival donde se iban a presentar otras bandas de la escena local, que por cierto, también me encantaban.

En aquellos tiempos yo solía ir mucho a ese tipo de eventos, corría en busca de boletos cuando veía que Insite, Finde, División Minúscula, Volovan, Thermo, Allison, Tolidos, y otras bandas más, estaban en el cartel.

Casi siempre eramos los mismos. Las mismas personas haciendo filas inmensas por pases, o simplemente, por ser los primeros en entrar al lugar del evento.

Todos esos rostros conocidos eran ellos. Juntos nuevamente, después de tantos años, ahora en el Café Iguana. Realmente no hicieron falta palabras, sólo asentimos mutuamente con la cabeza al vernos, todo era parte de un ritual de reconocimiento. Todos sabíamos lo que estaba a punto de comenzar.

Desde Coyoacán, Distrito Federal, llegaron a Monterrey, los chicos de Camiches, que se encargaron de calmar las ansias de los asistentes, que desesperados anhelaban escuchar a Insite.

Yo ya había tenido la oportunidad de escuchar a Ramsés, Beto, Mario y Sinuhé (integrantes de Camiche), en el Nodriza. Me gusta su música, sus sonidos me recuerdan mi época de secundaria. ¡Amo ese sentimiento!

Y más que buenas canciones, lo que tienen estos chavos, es que transmiten mucha confianza y buenas energías. Como dirían algunos: “son bien raza”. 

https://www.facebook.com/camichesmx?fref=photo

Camiches

Después de una larga espera (realmente eterna), por fin llego el momento de ver a la banda estelar de la noche, Insite.

Tan pronto se apagaron las luces y se escucharon pasos en el escenario, mi corazón comenzó a latir rápidamente.

Se que sonare muy groupie, pero de verdad sentí una emoción inmensa al verlos nuevamente, después de mucho tiempo, tan cerca de mi.

Comenzaron con “Sola”, y el Café Iguana empezó a retumbar.

Gritos, sonrisas, suspiros, manos sudadas, cabellos enredados, era lo que alcanzaba a distinguir entre la multitud.

Por un momento baje la cámara y me traslade unos años atrás, al mismo momento en el que los conocí.

Vi a mis antiguas amistades mirándome, tomando mi mano para brincar junto a mi. Las luces parpadeaban velozmente, unas apuntaban directo a mi cara, me emocionaba.

Siento en el aire el amor, la sinceridad de aquellos sujetos que se reunían sólo para vivir el momento, para sacar del pecho todo lo que alguna vez quisieron gritar.

Insite para mi no es sólo una banda, es una historia, una que cambia conforme pasan los años, pero sigue presente, permanece intacta. Cada concierto le agrega “Otra historia” al recuerdo, otras imágenes, otras siluetas y rostros.

Volví, los vi y sonreí. Tome mi cámara y dispare.

El viernes 7 de agosto tuvo 24 horas, para mi sólo fueron 3. El día se resume a mi estancia en el Café Iguana.

Insite

Insite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *